Al principio de la película La Comunidad del Anillo una voz en off comenta, "el mundo ha cambiado, mucho se ha perdido de lo que existió entonces". ¿Son palabras de actualidad? Es verdad que el mundo está cambiando, muchas cosas se han perdido y otras se están transformando. ¿Cómo acabará esta película?

El fotógrafo español Ángel Marcos expone en Madrid una colección de instantáneas que reflexionan sobre el entorno en el que vivimos. “Alrededor de un sueño. Espacios para el vacío” se puede visitar en el Canal de Isabel II hasta el 23 de noviembre.

Pese a tener todos los cabos bien atados gracias al pactismo eurocrático, la llegada de Jean-Claude Juncker, exprimer ministro luxemburgués,  a la presidencia de la Comisión no ha podido ser más errática. Cuando solo era el candidato conservador a hacerse con el cargo, las críticas le arreciaron desde diversos ámbitos. Mucho pataleó Londres para negarse a aceptar a Juncker como máximo representante del Ejecutivo comunitario por ser —qué curioso— demasiado federalista y europeísta. Justo las dos características que menos podían gustar a un David Cameron que se esfuerza en cortejar a un electorado cada vez más euroescéptico. Incluso  —el humor británico es así— desde cierta prensa le dedicaron a Juncker bonitos insultos e insinuaciones acerca de sus hábitos poco saludables. No ahondemos, para eso están las hemerotecas.

La prioridad de todos los Fondos de la UE (Unión Europea) para el nuevo periodo financiero 2014-2020 será ayudar a combatir el desempleo e impulsar la competitividad y el crecimiento económico mediante el apoyo a la innovación, la formación y la educación. A la vez deberán servir para fomentar el espíritu empresarial, la lucha contra la exclusión social y, "last but not least", contribuir al desarrollo de una economía baja en carbono y eficiente en la utilización de los recursos. 

James Foley era un periodista estadounidense que fue asesinado por el método de la decapitación el pasado mes de agosto por el Estado Islámico. Su muerte, como la de otro reportero estadounidense y dos cooperantes británicos, ha causado una gran conmoción en un mundo occidental hasta entonces totalmente ajeno a lo que estaba ocurriendo en Siria. En el país árabe se han producido cientos, si no miles de asesinatos similares. La única diferencia es que esos muertos eran sirios -cristianos y musulmanes de cualquier denominación- y no occidentales. Ninguna de esas muertes pareció importar a aquellos que con su complicidad, su pasividad, su ignorancia o todas las anteriores juntas han contribuido a la creación de ese grupo que ahora tanto preocupa. Y así es porque esa organización terrorista no nace de la nada. Es el sumidero de buena parte de los grupos armados que llevan interviniendo en Siria desde el año 2011. Grupos a los que alegremente se ha calificado en los medios de “revolucionarios”, “rebeldes moderados”, “freedom fighters”, “guerreros del flower power” de la muy mal llamada “primavera árabe” y así. En una especie de síndrome de Estocolmo por adelantado, algunos de los periodistas posteriormente secuestrados por ese u otros grupos los aclamaban como héroes en crónicas pretendidamente informativas que, en realidad, eran pura propaganda mala y barata. Algunos –y ahí están las hemerotecas- ni siquiera variaron el tono tras ser liberados gracias al pago de rescates millonarios que, por cierto, han servido para que esos grupos siguieran financiando sus actividades en Siria e Iraq. Acciones que ya no tienen fronteras, como bien claro ha dejado esa propaganda de factura y códigos globales del Estado Islámico.

En España el miedo por el virus del Ébola ha preocupado a toda la población durante más de un mes, desde que el 6 de octubre se diese a conocer el primer caso de contagio en la Comunidad de Madrid, que también sería el primero en España y Europa. Y con ello saltaron las alarmas, los mensajes, las medidas de seguridad, protocolos sanitarios, en fin, la alarma social. 

Buscar

@infoactualidad_

¿Qué comemos hoy?

 
Ciencias de la Información

<PRIMEROS>

Hamburguesas con patatas

Alitas de pollo

Merluza en salsa

<SEGUNDOS>

Gazpacho 

Paella mixta 

Ensaladilla rusa

  

Infoactualidad no recaba datos personales de ningún tipo, pero emplea cookies para contar las visitas. La navegación por el sitio significa aceptar este uso.