La CE está empeñada en reducir de manera significativa la evasión fiscal en Europa. En 2012 propuso una serie de medidas para acabar con este fenómeno que cuesta al erario público, un billón de euros al año.

Esta va  a ser una columna de opinión de la actualidad sociopolítica. Sin embargo, quiero empezar  por algo que sucedió en Madrid a escasos metros del lugar donde trabajo.

Está claro que las nuevas tecnologías son un avance para la sociedad; nos ayudan en el día a día y nos hacen la vida más fácil. Pero ¿a qué precio? Muchos usuarios de la aplicación para enviar mensajes de forma gratuita WhatsApp (que desde hace tiempo viene siendo medio de pago por su cuota anual de mantenimiento, de casi un euro), han protestado y apelado a la vulneración de su intimidad tras la implantación del doble check azul, que desde hace apenas un mes viene apareciendo en nuestros teléfonos para indicar que el mensaje ha sido recibido, leído y hasta en qué momento lo hemos hecho.

Ocurrió hace unos días y en nuestra Facultad. En el marco de las IV Jornadas de Reporteros de Guerra que dirige el profesor Antonio García Martínez, la problemática y la realidad de Palestina entraron de lleno en nuestra Casa. En una sesión coordinada por el profesor Najib Abu-Warda, varios ponentes expusieron la encrucijada de un proceso de paz al que se le acaba el tiempo. Entre ellos, Xavier Abu Eid, responsable de comunicación del equipo negociador palestino. Un típico producto de esa Palestina expoliada que tiene a la mayoría de sus hijos en la diáspora. Abu Eid es un palestino chileno de tercera generación que ha consagrado su vida a la causa de su pueblo. Junto con el embajador palestino y apenas un día después de disertar brillantemente en la universidad pública, la nuestra, acudía al Congreso de los Diputados para presenciar cómo se aprobaba por abrumadora mayoría instar al Gobierno español a que reconozca al Estado palestino. En la ONU ya lo han hecho unos 135 estados y hace unas semanas Suecia dio un paso decisivo al reconocer, ya no solo en la teoría sino también en la práctica, al Estado palestino, siguiendo así la estela de muchos países latinoamericanos. Estocolmo forzaba así a retratarse a otros estados europeos, muchos de ellos responsables de la tragedia palestina. Así es porque fueron las potencias europeas las que crearon el problema, primero al perseguir y expulsar a los judíos de su suelo y, en el caso de la Alemania nazi, de exterminarlos. Luego al aceptar la partición de la Palestina histórica y más recientemente al mirar para otro lado mientras Israel masacra a los palestinos, sigue ocupando la tierra que en 1947 les otorgó la ONU y viola sistemáticamente las resoluciones de esas mismas Naciones Unidas, construyendo muros y colonias ilegales en suelo palestino.

El calendario tiene tantos hitos señalados que es casi imposible prestar atención a todas las efemérides. Benditos “doodles” de buscadores en internet que nos recuerdan que hay un pintor al que hacer los honores, un músico al que rememorar o hechos señalados sobre los que reflexionar. En este sentido, la agenda está apretada: asuntos sobre los que reflexionar, incontables; tiempo para ello… el que dura una telediario —con suerte—. En realidad, los “Días internacionales de…” son sólo la excusa de la desmemoria; la mía, la de todos. El post-it en la nevera de la conciencia internacional, al fin y al cabo.

La UE lleva años luchando para restaurar su credibilidad fiscal y promover la reforma, ahora se agrega un nuevo vértice a este triangulo: un 'Plan de Inversiones', que en palabras del presidente de la Comisión Jean-Claude Juncker es "ambicioso, aunque realista”.

Buscar

@infoactualidad_

¿Qué comemos hoy?

 
Ciencias de la Información

<PRIMEROS>

Hamburguesas con patatas

Alitas de pollo

Merluza en salsa

<SEGUNDOS>

Gazpacho 

Paella mixta 

Ensaladilla rusa

  

Infoactualidad no recaba datos personales de ningún tipo, pero emplea cookies para contar las visitas. La navegación por el sitio significa aceptar este uso.