El problema de que la sociedad deposite la casi inexistente confianza en algún político, es que, si esa alternativa decepciona, puede que la esperanza en un gobierno democrático muera. Morirían las ganas de elegir a un representante que nunca aunó los intereses de nadie. Podría llegar a ser la última vez que tropezamos con la última piedra política.

Hace pocos días que ha acabado el mandato de la Comisión Europea (CE) presidida por su presidente Jose Manuel Durao Barroso. Es buen momento pues para hacer un balance de estos últimos diez años (2004-2014), testigos de una crisis económica sin precedentes y de cambios sísmicos en la geopolítica global. Ante estos retos, Europa ha tenido que responder de forma contundente para poder preservar su modelo social. La CE, como brazo ejecutivo de la Unión Europea (UE), ha sido el instrumento principal de esta respuesta. Resumiría en cuatro puntos los principales logros estos 10 años.

La Universidad Complutense de Madrid camina hacia nuevas fórmulas de organización de cara al próximo curso en el que también están previstas las elecciones a Rector. Entre otras, la que más polémica está suscitando es la reunificación del  personal administrativo (PAS) funcionario del centro, a la que muchos ya se oponen bajo el lema de “no al pool” por considerarla una medida “absurda” que romperá con la cadena de custodia y con el contacto directo entre el personal universitario.

Buscar

@infoactualidad_

¿Qué comemos hoy?

 
Ciencias de la Información

<PRIMEROS>

Hamburguesas con patatas

Alitas de pollo

Merluza en salsa

<SEGUNDOS>

Gazpacho 

Paella mixta 

Ensaladilla rusa

  

Infoactualidad no recaba datos personales de ningún tipo, pero emplea cookies para contar las visitas. La navegación por el sitio significa aceptar este uso.