×

Advertencia

JUser: :_load: No se puede cargar usuario con el ID: 765

JUser: :_load: No se puede cargar usuario con el ID: 875

JUser: :_load: No se puede cargar usuario con el ID: 906

Martes, 24 Noviembre 2015 13:12

Venezuela 6-D: Yo no me la juego

Escrito por 
Sergio Príncipe Sergio Príncipe

El próximo 6 de diciembre, salvo evento imprevisto, Venezuela celebrará elecciones parlamentarias para configurar su Asamblea Nacional. La cita electoral tiene de todo para ser controvertida. Con la política del país abierta en canal por la permanencia en prisión de los nombres más representativos de la oposición de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) y una compleja situación económica, Caracas promete espectáculo.

Si bien pueden parecer unos comicios rutinarios, y aunque en realidad Nicolás Maduro no se juegue el cargo hasta dentro de unos cuatro años, el resultado de estas elecciones puede poner en riesgo el estatus quo entre los dos poderes básicos que tomaron las riendas del país tras la muerte de Hugo Chávez: Maduro, como presidente, y Diosdado Cabello, como líder de la Asamblea Nacional,  en virtud de la mayoría que en la actualidad ostenta el Partido Socialista Unificado de Venezuela (PSUV).

Aunque el desarrollo de los acontecimientos haya difuminado los aparentes recelos que han canalizado las relaciones entre Maduro y Cabello con el fin de dar una visión de unidad que neutralizara a los desesperados intentos de la oposición por hacerse oír, no cabe duda de que la tensión sobre el PSUV es máxima. 

La cocina política está en marcha y la fabulación estará al alcance de cualquier titular. He ahí otro de los grandes desafíos de este escenario. ¿Dónde y cómo informarse? A medida que la fecha se acerca la prensa se muestra fuertemente polarizada. La maquinaria de Maduro trabaja intensamente, mientras la plataforma opositora trata de salvar los muebles y aferrarse al respiro que le conceden algunas encuestas que apuntan a que podría batir al oficialismo. Yo por si acaso mejor juego al Euromillones, porque no me atrevo a predecir un resultado. Y menos cuando al ciudadano medio venezolano no se le escapa cuáles son los grandes desafíos del país: la inseguridad ciudadana, la maltrecha economía —perjudicada aún más por la caída de los precios del petróleo— y la constante amenaza que supone que Venezuela se ubique en una de las rutas de tránsito del narcotráfico. 

Maduro trata de calcular sus bazas y se viste de estadista. Precisamente ante la caída  del precio del petróleo, algo que tiene un efecto directo en una economía no lo suficientemente diversificada como es la venezolana, ha reclamado en una reciente cumbre de la OPEP que Caracas no puede supeditarse a que el precio del barril del petróleo esté fijado por Washington cuando es su país quien lo produce. Al mismo tiempo, con sus ya clásicas proclamas antiimperialistas, intenta esquivar el escándalo que incrimina a dos de sus sobrinos en un delito de narcotráfico que investiga Estados Unidos.  

En los planes del presidente venezolano una derrota en la Asamblea Nacional no tiene hueco. Pero si esta acaba por concretarse, tendrá fácil pulverizar a Cabello y nombrar a su guardia pretoriana para controlar el PSUV. El objetivo sería el de revertir una erosión que, aunque lenta, acaba por ser cada vez más evidente sobre todo porque Maduro no es Chávez y porque, tampoco hay que olvidarlo, la inercia de fuerzas en Latinoamérica ha cambiado.

Visto 1176 veces

Deja un comentario

Los comentarios están sujetos a moderación, por lo que pueden tardar un poco en publicarse o rechazarse.

Buscar

@infoactualidad_

¿Qué comemos hoy?

 
Ciencias de la Información

<PRIMEROS>

Hamburguesas con patatas

Alitas de pollo

Merluza en salsa

<SEGUNDOS>

Gazpacho 

Paella mixta 

Ensaladilla rusa

  

Infoactualidad no recaba datos personales de ningún tipo, pero emplea cookies para contar las visitas. La navegación por el sitio significa aceptar este uso.