×

Advertencia

JUser: :_load: No se puede cargar usuario con el ID: 798

Miércoles, 15 Abril 2015 13:25

La pobreza no es vileza

Escrito por 

Ya Lope de Vega destacaba en una de sus obras como la escasez de bienes no puede condenar a las personas a la indignidad. Vivimos en un mundo en que hay recursos suficientes para alimentar a los más de 7.000 millones de personas que poblamos el planeta. No es una cuestión de falta de bienes sino de un reparto desigual de la riqueza.

Contra la riqueza que empobrece 

La revista Forbes, (www.forbes.com), publicación especializada en el mundo de los negocios y las finanzas, radicada en Estados Unidos, ha lanzado un año más su lista con las personas más ricas de la tierra. A pesar de la caída del precio del petróleo y un euro debilitado, de la crisis que ha asolado los derechos de millones de personas desde el año 2008, los multimillonarios han aumentado su patrimonio. Bill Gates vuelve a ser la persona más rica, un título que ha mantenido 16 veces los últimos 21 años. Su fortuna creció 3.200 millones de dólares en el último año. El mexicano Carlos Slim está en el segundo puesto y Warren Buffett en el tercero. Entre los españoles, el fundador de Inditex, Amancio Ortega, es la cuarta fortuna del mundo según este ranking. La riqueza acumulada por Amancio Ortega, valorada en 64.500 millones de dólares, se sitúa muy por encima de la del resto de 20 españoles que aparecen en la lista anual de la revista estadounidense. El segundo lugar en la lista lo ocupa su hija, Sandra Ortega, con 6.300 millones de dólares. El constructor Juan-Miguel Villar Mir (OHL, Grupo Villar Mir), el presidente de Mercadona, Juan Roig, y el fundador de Mango, Isak Andic, completan los cinco primeros puestos en España. Desde 1986, cada año Forbes publica su lista de las personas más ricas del mundo (The World's Richest People). En el 2006, un grupo de inversores Elevation Partners (entre los que se incluye la estrella de rock Bono) compró un interés minoritario en la compañía. Aparte de Forbes y su suplemento de estilo de vida, Forbes Life y Forbes Woman, también se publican 10 ediciones en otros idiomas.

Este ranking nos lleva a reflexionar sobre la acumulación de riqueza, que se consigue a costa de la desigualdad social. La voz más clara en esta línea ha sido la del economista Thomas Piketty, en su obra El capital en el siglo XXI. El autor sostiene que a lo largo de la historia, y aún más en los últimos años, el rendimiento del capital ha sido mayor al crecimiento de la economía y que quienes contaban con esos insumos, en forma de inmuebles, herencias o patrimonio, se beneficiaron más, que quienes dependían de su trabajo. Eso ha afectado especialmente a las clases medias, que se sienten las paganas de la crisis, duramente golpeadas por las políticas de austeridad, el recorte de los servicios, las subidas de impuestos y la pérdida del empleo.

También en 2005, el economista Branco Milanovic, antiguo jefe del Banco Mundial, publicó un libro: Mundos separados, sobre la disparidad global de ingresos y el aumento de la desigualdad y su recopilación de ensayos de 2011 sobre esa cuestión: Los que tienen y los que no, una referencia mundial en la materia. También el actual gobernador del Banco de la Reserva de India, Raghuram Rajan, alertó en su libro Las grietas del sistema de que el enorme endeudamiento de los hogares había sido propiciado, precisamente, por las autoridades con el objetivo de reducir aparentemente las disparidades de renta en la población.

En el año 2016 el 1% más rico de la población mundial poseerá más del 50% de la riqueza mundial. Son datos de la realidad de nuestro mundo actual y que ha publicado el último informe de Oxfam Intermón, (www.oxfam.org). Unas élites concentrando enormemente rentas, riqueza y poder. Las privatizaciones y nuevas reglas han hecho más y más ricos a unos pocos. El informe habla de farmacéuticas, bancos y empresas sanitarias, todos ellos privilegiados amigos de la desigualdad. Están apuntalando un nuevo orden social donde no cabemos todos. Es más necesaria que nunca la justicia social. Entre otras medidas irrenunciables para los colectivos sociales, la Alianza Española contra la pobreza, (www.pobrezacero.wordpress.com), acabar con la economía especulativa y platearla al servicio de las personas. Desarrollar servicios públicos, de calidad y universales. Crecer para el buen vivir y no para la acumulación de riqueza y el consumo irracional.

El reconocimiento del valor y fomento de la paz debe ser el bien intangible para que los pueblos nos armonicemos con la naturaleza, redistribuyendo todo tipo de riquezas en favor de las personas.

 

Visto 1175 veces

Deja un comentario

Los comentarios están sujetos a moderación, por lo que pueden tardar un poco en publicarse o rechazarse.

Buscar

@infoactualidad_

¿Qué comemos hoy?

 
Ciencias de la Información

<PRIMEROS>

Hamburguesas con patatas

Alitas de pollo

Merluza en salsa

<SEGUNDOS>

Gazpacho 

Paella mixta 

Ensaladilla rusa

  

Infoactualidad no recaba datos personales de ningún tipo, pero emplea cookies para contar las visitas. La navegación por el sitio significa aceptar este uso.