×

Advertencia

JUser: :_load: No se puede cargar usuario con el ID: 860

Jueves, 05 Marzo 2015 13:42

Las incógnitas de ‘El Español’

Escrito por  Vicente Clavero
Viñeta: Alicia Úbeda Viñeta: Alicia Úbeda

Para otoño, en vísperas de las elecciones generales, está anunciado el lanzamiento de El Español, el nuevo periódico digital de Pedro J. Ramírez. Un proyecto todavía lleno de inconcreciones, que previsiblemente se irán despejando a lo largo de los siete u ocho meses que faltan hasta entonces. Sobre su línea editorial sólo conocemos algunas generalidades, como que será “universal”, “independiente”, “combativo”, “plural”, “innovador”, “ecuánime”, “inteligente”… No más explícito ha sido de momento Pedro J. sobre los fines políticos de su nueva criatura, que resume con el vaporoso compromiso de contribuir a que los ciudadanos recuperen “el control de sus destinos”.

Tampoco se sabe demasiado todavía de la empresa que está detrás de El Español, cuya razón social es toda una declaración de principios: NoHaceFaltaPapel, SL. Pedro J. ha asegurado que invertirá en ella íntegramente la indemnización que percibió de Unidad Editorial: algo más de cinco millones de euros netos. A ese dinero hay que sumar los 3,6 millones obtenidos en la campaña de micromecenazgo (crowdfunding) cerrada el pasado 1 de marzo, con la que se han captado 5.595 futuros accionistas de El Español. Pero sus directivos han cifrado entre 15 y 18 millones de euros la financiación necesaria para el lanzamiento. ¿De dónde saldrá ese dinero?


Una de las contrapartidas que obtendrán los accionistas es un descuento del 50% en la suscripción al periódico, lo que permite deducir que el acceso a sus contenidos será de pago. No se trata de ninguna novedad en España: Infolibre, por ejemplo, también tiene restringido el acceso a los textos íntegros de sus informaciones y artículos. eldiario.es da un trato preferente a sus socios, pero se limita a anticipárselos. Cuál será la fórmula que elija Pedro J. es todavía una incógnita, aunque cualquiera de ellas puede acabar repercutiendo en la audiencia del medio y, consecuentemente, su capacidad de influencia.


Además, no hay certeza de que todos los accionistas se vayan a convertir en suscriptores, y menos aún de que sus aportaciones basten para sufragar los costes de El Español. En el caso de Infolibre y en el de eldiario.es, los socios apenas proporcionaron una tercera parte de los ingresos totales durante su primer año de vida. El resto procedió de la publicidad, de la que son, por tanto, muy dependientes, igual que sucede con los periódicos digitales en abierto. Una publicidad que sigue exigiendo grandes dosis de complicidad con los anunciantes, que está por ver que Pedro J. sea capaz de desplegar después de haber culpado a los más poderosos de su abrupta salida de El Mundo.

Visto 768 veces
Más en esta categoría: « Outsourcing

Deja un comentario

Los comentarios están sujetos a moderación, por lo que pueden tardar un poco en publicarse o rechazarse.

Buscar

@infoactualidad_

¿Qué comemos hoy?

 
Ciencias de la Información

<PRIMEROS>

Hamburguesas con patatas

Alitas de pollo

Merluza en salsa

<SEGUNDOS>

Gazpacho 

Paella mixta 

Ensaladilla rusa

  

Infoactualidad no recaba datos personales de ningún tipo, pero emplea cookies para contar las visitas. La navegación por el sitio significa aceptar este uso.