×

Advertencia

JUser: :_load: No se puede cargar usuario con el ID: 765

Miércoles, 03 Diciembre 2014 00:00

De puntillas…

Escrito por 

El calendario tiene tantos hitos señalados que es casi imposible prestar atención a todas las efemérides. Benditos “doodles” de buscadores en internet que nos recuerdan que hay un pintor al que hacer los honores, un músico al que rememorar o hechos señalados sobre los que reflexionar. En este sentido, la agenda está apretada: asuntos sobre los que reflexionar, incontables; tiempo para ello… el que dura una telediario —con suerte—. En realidad, los “Días internacionales de…” son sólo la excusa de la desmemoria; la mía, la de todos. El post-it en la nevera de la conciencia internacional, al fin y al cabo.

Está claro que la inercia adormece. Hace un par de semanas se celebró el Día Internacional que la ONU tiene asignado a los derechos de los niños y las niñas. Excelente oportunidad para observar el mundo con ojos inocentes. Aunque sabemos que eso es sólo un espejismo. Una de “zapping”: los rostros de los niños de las familias refugiadas sirias en tierras de nadie, las miradas —inútil permanecer impasible— de aquellos chavales africanos a los que les ronda la guerra o la enfermedad… o en ocasiones, ambas. Tampoco han hecho mucho a favor de la defensa de los derechos de los menores las miserias de una crisis que no entiende de latitudes y que hace cuentas severas mientras los bolsillos —en el caso de que aún haya— no pueden retorcerse más. Los abusos… (de tantas características)… la exclusión… (pero, ¿cómo es posible?)... la marginación educativa (cómo no)… la amenaza de las drogas… (claro, también)… la privación de libertad… (sólo faltaba)…


De estos ejemplos de lo miserables que son algunas de las facetas del mundo que construimos, el de la privación de libertad no es baladí. Las voces quedan ahogadas y pocos testimonios regresan de esas arenas movedizas. Eso sí es el país de “Nunca Jamás”… Incluso los casos más mediáticos quedan desdibujados por el paso del tiempo. Desde hace ya más de siete meses nada se sabe de las 219 niñas en poder de Boko Haram. El grupo terrorista irrumpió entonces en una escuela de Secundaria en el enclave de Chibok en Nigeria y secuestró a más de 250 estudiantes. Algunas pudieron escapar, el resto sigue sufriendo un castigo cruel y gratuito que motivó la gran campaña viral “Bring our girls back”.


Muchos son los mensajes que Boko Haram ha difundido sobre su estatus a conveniencia: conversiones forzosas al Islam, matrimonios obligados y, sobre todo, la más que firme certidumbre de que su libertad está mucho más lejos de lo que sería deseable. Tampoco es fácil informarse sobre Nigeria y sobre este problema en concreto. Una de las periodistas que más ha seguido el asunto es la presentadora y corresponsal de la CNN International Isha Sesay. No ayuda que el propio gobierno nigeriano juegue al despiste. Al despuntar noviembre, Nigeria aseguró que se habían iniciado negociaciones con los terroristas de Boko Haram para lograr un alto el fuego y la liberación de las niñas. E incluso se dio cierta credibilidad a este escenario ya que algunas fuentes atribuyeron al grupo terrorista la propuesta de que las niñas de la escuela de Chibok serían liberadas en distintas fases toda vez que habían sido desperdigadas con sus captores hacia otros países africanos. Se hablaba incluso de que el presidente de Chad, Idriss Déby, había mediado. Sin embargo… nada de esas hipótesis plasmadas en titulares ha cristalizado. Una cruel mentira, en definitiva, que sólo fija una más que rugosa y gélida verdad: las niñas seguirán aún en poder de Boko Haram sufriendo lo que nadie sabe. Hay que sumar la impericia internacional a la hora de desmadejar el problema. Pero para eso no hay remedio fácil.


Lo peor de todo es que esta es sólo la fotografía de una infancia interrumpida, maltratada y traicionada en una de las múltiples esquinas del mundo por las que, me temo, seguiremos pasando de puntillas. Menos mal que los días internacionales sólo duran eso… un día…

 

Visto 846 veces

Deja un comentario

Los comentarios están sujetos a moderación, por lo que pueden tardar un poco en publicarse o rechazarse.

Buscar

@infoactualidad_

¿Qué comemos hoy?

 
Ciencias de la Información

<PRIMEROS>

Hamburguesas con patatas

Alitas de pollo

Merluza en salsa

<SEGUNDOS>

Gazpacho 

Paella mixta 

Ensaladilla rusa

  

Infoactualidad no recaba datos personales de ningún tipo, pero emplea cookies para contar las visitas. La navegación por el sitio significa aceptar este uso.