Miércoles, 21 Noviembre 2012 19:56

Lecciones de las elecciones en Galicia y el País Vasco

Escrito por  Manuel Sánchez de Diego

En mis clases de Estructura Constitucional del Estado en España digo claramente que no hay un sistema electoral perfecto.  Transformar votos en escaños o si se quiere la voluntad del pueblo en gobernantes ‑que es lo que hace un sistema electoral‑ es un proceso que ha sido elegido en cada caso a partir de factores de tipo histórico, territorial, político, social y económico. El pasado 21 de octubre se celebraron elecciones en las comunidades autónomas de Galicia (2.795.422 habitantes) y el País Vasco (2.184.606). Las cámaras legislativas que se eligieron están formadas en ambos casos por 75 representantes, pero los sistemas electorales difieren en varios aspectos. Además, en ambas Comunidades Autónomas existen proyectos que afectarían a los futuros procesos electorales.

Es un buen momento para reflexionar sobre ambos procesos electorales y aprender  sobre dos sistemas electorales similares, pero diferentes. También podemos analizar los resultados electorales del pasado 21 de octubre y, por último, enjuiciar las propuestas de modificaciones electorales.

Galicia, esa gran olvidada

Galicia siempre ha sido una gran olvidada de España, proporcionaba capital, trabajadores y alimentos al resto de España. La carne, conservas, patatas, mariscos se transportaban por cientos de camiones por carreteras infames. La emigración hacia otras zonas de España y el extranjero ha sido una de sus características. Gallegos de todo el mundo mandaban sus ahorros a los bancos y cajas de su tierra. La tasa de ahorro per cápita a principio de los años setenta era superior a la de los Países Bajos. Es cierto que al computar los fondos procedentes de la emigración el dato estaba distorsionado. Solo el 12% se reinvertía en Galicia.

La democracia y la autonomía en Galicia permitieron una mejora económica apreciable. Las infraestructuras se mejoraron. Galicia se unió a la península por autovías, se mejoraron los aeropuertos y los puertos y, todo ello facilitó un cierto despegue de económico. Es verdad que con algunos despilfarros, propios de la bonanza económica. Algunas de las empresas gallegas se convirtieron en un referente internacional, comenzando por Inditex; Zara para los compradores.

Políticamente Galicia ha tenido una alternancia de partidos, con una tendencia a favor de los conservadores. La Presidencia de la Xunta gallega preautonómica correspondió a UCD (de 1977 a 1981). Una vez aprobada la autonomía en 1981, Alianza Popular gobernó hasta el año 1987 con Gerardo Fernández Albor como presidente, sustituido por Fernando Ignacio González Laxe del PSOE de 1987 a 1990. Manuel Fraga Iribarne del Partido Popular ocupo la presidencia de la Xunta durante cuatro legislaturas (1990-2005). Le sustituyó el bipartito del PSOE  con los nacionalistas del BNG, con Emilio Pérez Touriño como Presidente del 2005 al 2009. El Partido Popular ganó las elecciones del 2009 con Alberto Núñez Feijóo. La consolidación de Mariano Rajoy como líder del PP se produce en gran parte gracias a la victoria de Núñez Feijóo en el año 2009.

Las elecciones de octubre de 2012 se inician con la duda sobre si el PP puede revalidar su mayoría absoluta. Varios son los factores que incidían en esas elecciones. A nivel nacional los recortes promovidos por Rajoy que jugarían en contra. Incluso la aparición de algún competidor nuevo como es el caso de Mario Conde con su Sociedad Civil y Democrática que competía por los votantes del PP, dificultaba que este partido renovara la mayoría absoluta. El aspecto más innovador se encontraba en Alternativa Galega de Esquerda, la alianza entre IU  (Esquerda Unida) y ANOVA la escisión del BNG, con el mítico dirigente nacionalista Xosé Manuel Beiras a la cabeza de la nueva formación.

En el caso de Galicia, las cuatro circunscripciones corresponden a las cuatro provincias. Coruña, Pontevedra, Lugo, y Orense se reparten los 75 escaños en relación a su población a partir de una cuota mínima de 10 escaños por provincia. Esto supone que 40 escaños ya están atribuidos antes de proceder al reparto según la población. Los 35 restantes se reparten por un sistema de resto mayor. De esta forma en las últimas elecciones, a Coruña le correspondieron 24 escaños, a Pontevedra 22, a Lugo 15 y, a Orense 14. Para atribuir la representación según los votos existe una barrera electoral del 5% en cada provincia –esto significa que para entrar en el reparto de escaños en una provincia se precisa superar el 5% de los votos válidos en esa provincia‑ y se emplea la regla D´Hondt.

Los resultados de las elecciones http://resultados2012.xunta.es/ini11v.htm se recogen en el siguiente cuadro:

2009


2012

Diferencia

Partidos

Escaños


Partidos

Escaños


PP

38


PP

41

+3

PSdeG-PSOE

25


PSdeG-PSOE

18

-7

EU-IU

0


AGE (EU-ANOVA)

9

+9

BNG

12


BNG

7

-5

 

Los resultados de cada fuerza política demuestran una notable pérdida de votos, a excepción de la nueva formación política AGE (EU-ANOVA) que se superan los doscientos mil votos y se colocan como tercer fuerza política. Se rompe así la dinámica política que desde 1993 otorgaba representación en el Parlamento de Galicia a sólo tres fuerzas políticas (PP, PSdeG-PSOE y BNG)

2009


2012


Partidos

Votos


Partidos

Votos

Diferencia 12-09

PP

789.427


PP

661.281

-128.146

PSdeG-PSOE

524.488


PSdeG-PSOE

297.584

-226.904

EU-IU

23.796


AGE (EU-ANOVA)

200.828

184.387

BNG

270.712


BNG

146.027

-124.685

UPYD

18.726


UPyD

21.335

-2.461




EB (Escaños en Blanco)

17.116

17.116




SCD (Mario Conde)

15.781

15.781

 

El Partido Popular ha demostrado ser capaz de mantener y aumentar  los escaños en el Parlamento Gallego, sin embargo ha perdido 128.146 votos en relación con la elecciones del 2009. Eso significa que 16 de cada 100 votantes del año 2009 no han votado al PP en las últimas elecciones. En porcentaje sólo ha cedido un 0,89% (del 46,68% al 45,79%). Entonces ¿Cómo ha podido consolidar su mayoría absoluta de 38 a 41  escaños? Fundamentalmente por el aumento de la abstención (del 35,57% en 2009 al 45,09% en el 2012) y, en menor medida por el desplome del PSOE y por la ruptura del BNG. Esta última circunstancia debe ser aclarada a la vista de los números: si BNG y  AGE hubieran concurrido en una única candidatura sólo habrían conseguido un escaño más en A Coruña, siempre que la fidelidad de los votantes de ambas formaciones se hubiera mantenido en un 90%. Lo cierto es que los últimos escaños a repartir tanto en Coruña como en Pontevedra le correspondieron al PP.

El desplome del PSOE (Partido Socialista de Galicia) ha sido muy acusado. Perdieron 226.904 votos. Esto es, han perdido 43 votantes de cada 100 que les votaron en el 2009. Porcentualmente han perdido prácticamente un 11% (del 31,02% al 20,61%) de todo el electorado gallego y un 33,56% de los votantes socialistas, aunque en escaños el descenso ha sido menos acusado al pasar de 25 a 18, en gran parte porque ha obtenido los últimos escaños a repartir en Ourense y Lugo.

El País Vasco, la asignatura pendiente de la paz.

El desarrollo político de Euskadi viene marcado por la existencia de una activa banda terrorista y por la situación de inseguridad derivada de sus acciones. Aunque no debemos olvidar la frase atribuida al dirigente del PNV, Xabier Arzallus Antia: “unos sacuden el árbol y otros recogemos las nueces”, que revela una complejidad mayor de la política vasca.

Salvo la última legislatura con Patxi López del PSE-PSOE, el PNV ha gobernado la comunidad autónoma del País Vasco desde Ajuria Enea, el palacio en Vitoria que constituye la residencia oficial del lendakari.

En el caso de Euskadi los tres Territorios Históricos de Álava, Guipúzcoa y Vizcaya se reparten por igual el número de parlamentarios según el artículo 26 de la Ley Orgánica 3/1979, de 18 de diciembre, Estatuto de Autonomía del País Vasco. La Ley 5/1990, de 15 de junio, de Elecciones al Parlamento Vasco establecerá en su artículo 10 que cada Territorio Histórico elige a 25 parlamentarios, por lo que el parlamento Vasco también tiene 75 representantes. El criterio por tanto no es un criterio de población como en Galicia, sino de igualdad de territorios. Esta opción supone una sobrerrepresentación de Alava pues un diputado es elegido con solo 6.291 votos; mientras que Vizcaya (Bizkaya) se precisan cuatro veces más: 24.270 votos. También existe una diferencia en cuanto a la barrera electoral que se fija en el 3% de los votos válidos en Euskadi frente al 5% en Galicia, aunque la fórmula electoral es la misma, la regla D´Hondt.

La primera referencia en el análisis somero de las elecciones en Euskadi (los datos se pueden consultar en http://www.euskadi.net/elecciones/indice_c.htm), es la participación de EH Bildu, partido inicialmente ilegalizado por su vinculación con ETA y que no participó en las elecciones del 2009, pero sí lo hicieron Aralar (62.514 votos, 4 escaños) y Eusko Alkartasuna (38.198, 1 escaño) que en las elecciones del 2012 concurren con EH Bildu. Esta fuerza política en las elecciones del 2012 va a situarse en segundo lugar con 277.923 votos, el 25% de los votos válidos y 21 escaños. Los resultados en escaños son los siguientes:

2009


2012

Diferencia

Partidos

Escaños


Partidos

Escaños


 

EAJ-PNV

30

 

EAJ-PNV

27

-3

 


 

 

EH BILDU

21

+16*

 

PSE-EE/PSOE

25

 

PSE-EE/PSOE

16

-9

 

PP

13

 

PP

10

-3

 

ARALAR

4

 

 

 

*

 

EA

1

 

 

 

*

 

UPYD

1

 

UPYD

1

0

 

EB-B

1

 

EB-B

0

-1








*Aralar y Eusko Alkartasuna se integran en la candidatura de EH Bildu

También en esta ocasión nos encontramos con una disminución de votos en los partidos tradicionales que, sin embargo, no podemos imputar a la abstención (35,32% en el 2009 frente a 36,04% en 2012). Sí que podríamos referirnos a una abstención diferente: en el 2009 de simpatizantes de EH y en el 2012 del PSOE y PP.

La caída de votos es escasa, poco más del 3%-  tanto para EAJ-PNV como para UPYD. Más acusada es en el PP pierde 1 de cada diez votantes del 2009 (el 10,65%) y muy importante en el PSE-PSOE que pierde 1 de cada tres votantes (33,10%).

2009


2012

Diferencia

Partido

Votos

 

Partido

Votos


EAJ-PNV

399.600

 

EAJ-PNV

384.766

-14.834



 

EH BILDU

277.923

177.211*

PSE-EE/PSOE

318.112

 

PSE-EE/PSOE

212.809

-105.303

PP

146.148

 

PP

130.584

-15.564

ARALAR

62.514

 



*

EA

38.198

 



*



 

IU-LV

30.318

30.318

UPYD

22.233

 

UPYD

21.539

-694

EB-B

36.373

 

EB-B

17.345

-19.028

 

El PSE-PSOE no ha sabido rentabilizar su paso por la presidencia del País Vasco con el apoyo del PP. Podemos considerar que en sus resultados también hay un castigo a la gestión del PSOE en Madrid en los últimos años. Quizás la postura del PSE-PSOE en el llamado “proceso de paz” ha supuesto más réditos políticos para el entorno etarra que para sus propios simpatizantes y, ello haya supuesto esta desafección política.

El Partido Popular se encuentra con una cierta confusión pues por un lado la opinión pública de sus votantes y simpatizantes no entiende el llamado “proceso de paz” y, por otro lado, algunos de sus dirigentes juegan a favor del proceso de paz. Esto explicaría los últimos desencuentros con las Asociaciones de Víctimas del Terrorismo. También ha podido pesar el descontento frente a los recortes del Gobierno de Mariano Rajoy, aunque por las peculiaridades fiscales y políticas de Euskadi, dichas medidas deberían tener menor incidencia en estas elecciones.

Modificaciones previstas

Existe un proyecto para reducir el número de parlamentarios gallegos con objeto de disminuir el coste del Parlamento de Galicia. Según la Ley Orgánica 1/1981, de 6 de abril del Estatuto de Autonomía de Galicia el número de parlamentarios estaría en la horquilla de 60 a 80 (art. 11 párrafo 5). La Ley 8/1985, de 13 de agosto, de elecciones al Parlamento de Galicia fijó el número en 75 (art. 9). Alberto Núñez Feijóo ya manifestó en la pasada legislatura su interés en reducir el número a 61, un 18,6% menos. La modificación debería considerar si se mantiene la cuota provincial de 10 escaños o, por el contrario se reduce por ejemplo a 8, de forma que se repartirían 29. En este último caso, el reparto de escaños entre provincias según la población y la cuota provincial de 8 escaños provincia sería de 20 para Coruña, 12 para Lugo, 11 Ourense y 18 Pontevedra. Si extrapolásemos los recientes resultados electorales la composición del Parlamento Gallego con solo 61 escaños sería la siguiente:

Parlamento con 75 escaños

Parlamento con 61 escaños

PP

41

54,7%

32

52,5%

PP

PSdeG-PSOE

18

24,0%

14

23,0%

PSdeG-PSOE

AGE (EU-ANOVA)

9

12,0%

9

14,8%

AGE (EU-ANOVA)

BNG

7

9,3%

6

9,8%

BNG

 

Claramente el PP sería el perjudicado por la reducción del número de escaños, mientras que la izquierda nacionalista serían los grandes beneficiados. Pero esto sólo son números para un caso concreto y los votos pueden variar en cualquier momento.

También en el País Vasco existe un proyecto que modificaría los resultados electorales. El concreto, se pretende que puedan votar aquellos que tuvieron que huir por la violencia terrorista de ETA. Es difícil precisar el número de exiliados y el número de aquellos que estarían dispuestos en volver a empadronarse en Euskadi  ¿200.000? Quizás sea un volumen de exiliados muy elevado en relación con la  población total con derecho al voto (1,775.351), pero lo que parece claro es que se trata de un acto de justicia y reparación. Se plantea el problema si ello puede realizarse en una modificación de la Ley Orgánica del Régimen Electoral General o, por el contrario, debe realizarse en la norma electoral autonómica. En todo caso, se garantiza un recurso de inconstitucionalidad ante el Tribunal Constitucional.

A modo de conclusión

El desplome del segundo partido nacional puede ser negativo para una oposición constructiva y para la necesaria alternancia de un sistema democrático consolidado. Los resultados en Galicia y País Vasco son muy negativos para el PSOE. Habrá que esperar a los resultados del 25 de noviembre en Cataluña para comprobar si sigue en caída libre. No parece que IU pueda ocupar el espacio que el PSOE deja, en gran medida por el discurso radical que asusta a muchos votantes socialistas. Tampoco parece que el grupo liderado por Rosa Díez pueda a corto plazo sustituir al PSOE.  Sí que podemos observar un crecimiento de las fuerzas políticas nacionalistas. ¿Supondrá eso que el PSOE debe virar hacia posiciones más nacionalistas? Creemos que no, aunque las tensiones federales dentro del partido pueden tomar esa deriva.

Con referencia a las reformas electorales, en mis clases de Estructura Constitucional del Estado en España también digo que las reformas electorales, al igual que las armas, las carga el diablo. No se puede hacer una reforma pensando únicamente en los resultados a corto plazo. Por eso en mi libro “Ajustes para la Elección de los Diputados” propongo que todo sistema electoral trate de ajustarse a los principios de Consenso, Justicia, Representatividad, Gobernabilidad e Integración Territorial.

Manuel Sánchez de Diego Fdez. de la Riva

Profesor Titular de Universidad de Derecho de la Información.

Sección Dptal. de Derecho Constitucional.

Facultad de Ciencias de la Información - UCM

Visto 1357 veces

Deja un comentario

Los comentarios están sujetos a moderación, por lo que pueden tardar un poco en publicarse o rechazarse.

Buscar

@infoactualidad_

¿Qué comemos hoy?

 
Ciencias de la Información

<PRIMEROS>

Hamburguesas con patatas

Alitas de pollo

Merluza en salsa

<SEGUNDOS>

Gazpacho 

Paella mixta 

Ensaladilla rusa

  

Infoactualidad no recaba datos personales de ningún tipo, pero emplea cookies para contar las visitas. La navegación por el sitio significa aceptar este uso.