×

Advertencia

JUser: :_load: No se puede cargar usuario con el ID: 804

Jueves, 24 Diciembre 2015 13:17

España, un año en las urnas

Escrito por 

El año 2015, próximo a su fin, ha marcado la historia de la política de España, puesto que los partidos emergentes han conseguido romper el bipartidismo existente en el país desde la llegada de la democracia. Así, los españoles han sido llamados a votar en las elecciones andaluzas, municipales y autonómicas, catalanas y, por último, en las generales del pasado domingo, 20 de diciembre.

Las elecciones generales del 20-D han puesto punto y final a 365 días de elecciones, desde municipales hasta nacionales. De este modo, para entender la elección de los ciudadanos en las urnas el pasado domingo, es necesario hacer un repaso del resto de elecciones convocadas a lo largo de todo el año en España.

Elecciones en Andalucía

El PSOE fue la primera fuerza en Andalucía en las elecciones del 22 de marzo. Obtuvo 47 escaños, los mismos que en la anterior legislatura, aunque la mayoría absoluta se logra con 55 diputados.

El PP sufrió una notable caída con 33 diputados, 17 menos que en 2012 y Podemos, en una comunidad en la que sus expectativas eran moderadas, sumó un total de 15 escaños.

Izquierda Unida logró cinco escaños, siete menos que hace tres años, mientras que Ciudadanos se alzó con nueve escaños, pasando a ser la llave para acceder al Gobierno.

En la cuarta convocatoria del pleno de investidura, el 11 de junio de 2015, los votos de Ciudadanos fueron decisivos para convertir a Susana Díaz en presidenta de la Junta de Andalucía.

La votación confirmó la fortaleza del PSOE en la comunidad autónoma frente a la erosión de los otros partidos tradicionalmente más fuertes en ella, como el PP e Izquierda Unida. Los comicios también evidenciaron el ascenso de las nuevas fuerzas, Podemos y Ciudadanos.

Elecciones municipales

En las elecciones municipales del 24 de mayo, el cambio ideológico hacia la izquierda aterrizó en varias de las localidades más importantes del país. Las coaliciones ciudadanas donde participaba Podemos, como Ahora Madrid o Marea, consiguieron arrebatarle al Partido Popular varios de los ayuntamientos más importantes, como Madrid o Barcelona. La gran mayoría fueron conquistados por el desarrollo de pactos con el Partido Socialista y otras formaciones de izquierdas.

Sin embargo, a Ada Colau, candidata de Barcelona en Comú y actualmente alcaldesa de la Ciudad Condal, no le hizo falta el respaldo de ninguna otra formación para proclamarse regidora de Barcelona, ya que fue la candidata más votada. Los socialistas, que siguieron con su descenso de votos, también aprovecharon la superioridad numérica de la izquierda para recuperar ayuntamientos con el apoyo de Podemos.

A pesar de la pérdida de importantes ayuntamientos, como el de Madrid, Cádiz o Valencia, el Partido Popular continuó siendo el partido más votado, aunque perdió dos millones y medio de apoyos respecto a los comicios municipales del año 2011. La política de pactos que se desarrolló en las semanas posteriores a estas elecciones adelantó que una nueva forma de hacer política y de gobernar estaba surgiendo en España.

Elecciones autonómicas

El PP fue la fuerza más votada en nueve comunidades (Aragón Baleares, Cantabria, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Madrid, Valencia, La Rioja y Murcia) en las elecciones autonómicas de mayo de 2015, pero no logró mantener ninguna de las mayorías absolutas que hasta el momento tenía en ocho comunidades.

El PSOE ganó en Asturias y Extremadura con mayorías relativas. UPN lo hizo en Navarra y Coalición Canaria venciósin mayoría absoluta pero con opciones de conservar la comunidad.

Los partidos emergentes dejaron las sorpresas de la mano de las marcas municipales respaldadas por Podemos, que se eligió como tercera fuerza autonómica con la llave en seis autonomías.

Ciudadanos consiguió representación en diez de las cámaras regionales, todas menos Castilla-La Mancha, Navarra y Canarias, pero con menos peso decisivo autonómico del que vaticinaban las encuestas.

Por su parte, Izquierda Unida y Unión Progreso y Democracia, retrocedieron ante el empuje de las nuevas formaciones.

Elecciones en Cataluña

Cataluña volvió a someterse a unos nuevos comicios el pasado 27 de septiembre. El objetivo de los partidos independentistas era lograr una mayoría democrática frente a las fuerzas que defienden la unidad de España. Lo lograron en escaños, aunque no en votos.

Las formaciones independentistas (Junts Pel Sí y la CUP) reunieron 72 de los 135 diputados de la cámara regional. Es decir, el 47,78% de los votos. Los grupos no independentistas se hicieron con los 63 escaños restantes y el 52,22% de los votos.

Cerca de tres meses después de las elecciones, Cataluña sigue sin Gobierno. Si Junts Pel Sí y la CUP no llegan a un acuerdo en las próximas semanas, la ciudadanía será de nuevo llamada a las urnas en el mes de marzo.

Elecciones generales del 20D

El Partido Popular se impuso en las elecciones generales del 20D, cumpliendo con cientos de encuestas que vaticinaban la victoria de los populares. Ahora que los ciudadanos han decidido, es el turno de los partidos políticos y sus negociaciones para formar Gobierno.

El PP ha conseguido el mayor número de votos en España, con 123 escaños, aunque pierde más de 60 diputados y, por tanto, no tiene la mayoría suficiente para gobernar. Pese a perder millones de votos en cuatro años, los populares declaran que “el PP ha hecho lo que tenía que hacer y los españoles lo han visto, por eso hemos vuelto a ganar”.

En segundo lugar, el PSOE, que también ha retrocedido y se queda en 90 escaños, declara no estar dispuesto a pactar con el PP, dejando la puerta abierta a posibles pactos con la izquierda española, como pueden ser Podemos o IU-UP.

En tercer y cuarto lugar, los partidos emergentes Podemos y Ciudadanos, han conseguido 69 y 40 escaños respectivamente. Esto consigue cierta ruptura con respecto al bipartidismo, aunque no consigue alcanzar los objetivos propuestos durante la campaña electoral.

Para algunos, la fragmentación del panorama político, visible en todas las elecciones del 2015 en España, va a dificultar la gobernabilidad del país. Otros, en cambio, creen que la ruptura del bipartidismo a favor de nuevos partidos emergentes es clave para la mejora de España.

Visto 502 veces

Deja un comentario

Los comentarios están sujetos a moderación, por lo que pueden tardar un poco en publicarse o rechazarse.

Buscar

@infoactualidad_

¿Qué comemos hoy?

 
Ciencias de la Información

<PRIMEROS>

Hamburguesas con patatas

Alitas de pollo

Merluza en salsa

<SEGUNDOS>

Gazpacho 

Paella mixta 

Ensaladilla rusa

  

Infoactualidad no recaba datos personales de ningún tipo, pero emplea cookies para contar las visitas. La navegación por el sitio significa aceptar este uso.