×

Advertencia

JUser: :_load: No se puede cargar usuario con el ID: 141

JUser: :_load: No se puede cargar usuario con el ID: 863

JUser: :_load: No se puede cargar usuario con el ID: 867

Martes, 11 Marzo 2014 08:43

Diez años del 11-M: Todos íbamos en esos trenes

Escrito por 

Logo del décimo aniversario bajo el que se agrupan todas las asociaciones de víctimas.

“Jueves 11 de marzo y mucha agitación en este momento porque hace unos minutos se han registrado dos explosiones consecutivas en la madrileña estación de Atocha. Por el momento las noticias son confusas.” La voz de Iñaki Gabilondo en ‘Hoy por hoy’, en la Cadena SER, nos informaba a las ocho de aquella trágica mañana de marzo. La confusión y el sobrecogimiento cayeron sobre Madrid y sus ciudadanos, que nos disponíamos a ir al trabajo, al colegio o la universidad.

Momentos de angustia y desconocimiento que convertían los minutos en una eternidad. La incredulidad dio paso al temor. Quien más o quien menos conocía a alguien que usaba el tren para moverse en plena hora punta. “Sobre las ocho menos veinte escuchamos la primera explosión”, relata un empleado de la estación de Atocha para este periódico, que prefiere no revelar su nombre. “Se movieron todos los cristales y no sabíamos que era”, recuerda. Entonces llegó la segunda bomba y al ver el humo que ascendía de los andenes uno y dos de la red de Cercanías, fueron conscientes de lo que estaba pasando. Comenzaron el protocolo anti pánico y los trabajadores de Renfe desalojaron la estación.

Algunos tuvimos suerte de escuchar al otro lado del teléfono a nuestros seres queridos sanos y salvos. “Avisé a mi familia desde un bar” comenta este trabajador, quien llamó a casa para alivio de los suyos. Entonces Madrid respondió. El personal de la estación evacuó a los viajeros y controlaron los accesos, taxistas y conductores de autobús trasladaban a los heridos y los vecinos lanzaban mantas para ayudar a los servicios de emergencia. La gente se amontonaba en los hospitales para donar sangre. El ataque había sido contra todos y nos unimos bajo el lema ‘Todos íbamos en esos trenes’.

Un total de diez explosiones, entre las 7.37 y las 7.40, tuvieron lugar de forma prácticamente simultánea en Atocha y en la cercana calle Téllez, y en las estaciones de El Pozo y Santa Eugenia, matando a 191 personas e hiriendo a un total de 1857.

Siguiendo la pista del terrorismo islamista, la policía cercó un piso en la ciudad de Leganés donde se encontraban los miembros del comando terrorista. Los ocupantes atrincherados, se suicidaron detonando los explosivos en su poder cuando las fuerzas de asalto se disponían a detenerlos, estallando el apartamento en el que se encontraban y llevándose por delante la vida de un agente que participaba en la operación.

 

Años después, la unión que demostró el pueblo de Madrid dio lugar a una fractura social alimentada desde la política y algunos medios de comunicación, que desdibujaron la labor de policía, judicatura y enfrentaron a las víctimas. En el décimo aniversario es noticia que las diferentes asociaciones de víctimas se junten para celebrar los homenajes. “A nosotros también nos sorprende” confiesa María Lozano, gerente de la Asociación de Ayuda a Víctimas del 11-M, en una entrevista para Infoactualidad. “Cada asociación tiene una línea de actuación diferente pero a nosotros también nos sorprende que haya esa desunión”, pero lamenta que las víctimas “han sido el último eslabón de la cadena” que han sufrido la “vorágine política e informativa” tras los atentados.

 

El recuerdo a las víctimas

La Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11-M recibe a Infoactualidad en su sede para contarnos la labor de su organización, que cuenta con más de 600 miembros. Creada en octubre de 2004 por víctimas directas y familiares afectados por los atentados, los asociados se incrementan por “goteo constante” a lo largo de los años. Su gerente, María Lozano, entiende que funciona por el boca a boca.

Entre sus funciones, la asistencia psicológica y social son los pilares de su actuación de ayuda a los afectados. En su equipo se encuentran una trabajadora social y una psicóloga, que establecen terapias y dinámicas de acuerdo a las necesidades de las víctimas, que a lo largo de los años han variado mucho. En un principio se sentían “muy solos y bastante desorientados”, buscaban asistencia médica y psicológica y financiación para las prótesis, adaptaciones de las viviendas, de los vehículos, etc. “Muchos venían afectados de la audición debido a la onda expansiva de las explosiones”, nos cuenta María Lozano.

Los familiares han sido también los grandes olvidados de esta tragedia. “En un atentado tan tremendo, hay un cambio de roles” nos explican, ya que afecta a la víctima que estuvo en el tren y a toda su familia. “El trastorno de estrés post-traumático también se genera en los familiares”, por lo que la asistencia psicológica es necesaria sobre todo el núcleo familiar.

Las víctimas del 11-M no son ajenas a la crisis económica, que les “ha afectado especialmente”, según María Lozano. Las víctimas y sus familiares presentaban unas necesidades de tipo económico, ya que habían perdido su puesto de trabajo y la asociación les brindaba apoyo y orientación laboral.

De las ayudas que se concedieron, queda un remanente que gestionan las asociaciones para ayudas individuales. Esta asociación pasó apuros económicos y gracias a la solidaridad ciudadana han podido continuar con su labor asistencial. Entre sus retos, se encuentra la confección de un catálogo digital que recoja todas las publicaciones referentes a los atentados y a las víctimas.

El 11-M supuso la mayor masacre en Europa en tiempos de paz, por el número de heridos y fallecidos, y la Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11-M tiene entre sus ejes de acción la cooperación transnacional. Crearon la primera red oficial de la Comisión Europea de víctimas del terrorismo y el Parlamento Europeo, gracias a este tipo de iniciativas, fijó el 11 de marzo como el Día Europeo de las Víctimas del Terrorismo. Esta iniciativa europea ha contado en las últimas ediciones con la colaboración de Ángeles Pedraza, presidenta de la Asociación de Víctimas del Terrorismo, y Pilar Manjón, presidenta de la Asociación 11-M Afectados del Terrorismo.

Los aniversarios y algunos hitos informativos “son terribles” para las víctimas, expresan desde la asociación, que reconocen respetar el derecho a no participar de las actividades y homenajes ya que en algunos casos producen recaídas.

Visto 1278 veces

Deja un comentario

Los comentarios están sujetos a moderación, por lo que pueden tardar un poco en publicarse o rechazarse.

Buscar

@infoactualidad_

¿Qué comemos hoy?

 
Ciencias de la Información

<PRIMEROS>

Hamburguesas con patatas

Alitas de pollo

Merluza en salsa

<SEGUNDOS>

Gazpacho 

Paella mixta 

Ensaladilla rusa

  

Infoactualidad no recaba datos personales de ningún tipo, pero emplea cookies para contar las visitas. La navegación por el sitio significa aceptar este uso.