×

Advertencia

JUser: :_load: No se puede cargar usuario con el ID: 68

JUser: :_load: No se puede cargar usuario con el ID: 877

JUser: :_load: No se puede cargar usuario con el ID: 87

Martes, 18 Febrero 2014 01:00

Jorge Dorado: “El término `cine español´ se ha utilizado de forma muy peyorativa”

Escrito por 

Jorge Dorado durante la entrevista para Infoactualidad

Tiene una larga trayectoria profesional que avalan sus numerosos cortometrajes e importantes colaboraciones con grandes profesionales del mundo del cine como Pedro Almodóvar o Guillermo del Toro entre otros. Ser constante en su trabajo le ha ayudado a entrar en la industria del cine de una manera “natural”, como él dice. `Mindscape´ no es el primer intento de largometraje de Jorge Dorado, pero sí el primero hecho realidad y reconocido. Por ello, este madrileño, amante del lenguaje visual que desde hace unos meses se encuentra en el punto de mira mediático, se ha tomado su tercera nominación a los Goya como una “llamada a seguir haciendo cine”.

 

Infoactualidad: Pese a haber sido nominado en otras ocasiones por sus cortometrajes `La Guerra´ y `Nuevos Tiempos´, podemos decir que ha sido este último reconocimiento el que le ha llevado de un segundo a un primer plano. ¿De qué manera ha recibido esta nominación a diferencia de las anteriores?

Jorge Dorado: Las anteriores nominaciones -sobre todo la primera con el cortometraje `La Guerra´- las recibí con mucha alegría y excitación. Ahora también, pero de una forma más meditada porque cuento con una mayor trayectoria profesional. Con este reconocimiento siento que de repente me están pidiendo que haga otra película y que me quede en el mundo del cine.

I: ¿Tiene calado el cortometraje en España?  

J.D: Totalmente. El corto nunca ha estado en un mal momento. Es cierto que antes había un mayor número de festivales pero siguen estando presentes. Es un formato que nunca morirá y al que todos los profesionales deberían volver en algún momento para darse cuenta de la dificultad que supone contar mucho en poco.

 

I: Desde el punto de vista de la dirección, ¿cuál de estos formatos le ha hecho sentir más cómodo y qué le han aportado ambos?

J.D: Si bien es cierto que el corto nunca lo llegas a dominar y tienes que condensar la historia en un tiempo más concreto, te da la opción de crear un pequeño universo. Aunque no puedo decir que lo haya dominado en su totalidad por su complejidad, me siento muy cómodo cuando trabajo en él. Me gusta arriesgar, desagradar y enamorar desde el límite, algo  imprescindible para un cortometraje. Aun así, entre todos mis trabajos me quedaría con `Mindscape´.

I: ¿De dónde le llega la inspiración a la hora de realizar sus proyectos?

J.D: Desde dentro. Actúo en base a las cosas que me inquietan ya que en el momento que quieres abordar la tendencia, esa tendencia ya ha acabado. El corto de `Gracias´, por ejemplo lo rodé muy desde el corazón y tuvo mucho recorrido.

I: ¿Qué le ha servido de guía en todo este tiempo?

J.D: La constancia y seguir el sueño incluso en los peores momentos. Hay una frase en la que siempre pienso y es que “son más los que abandonan que los que fracasan”.Y es verdad, aunque muchas veces dan ganas de abandonar porque es un camino muy difícil y muy duro. En mi caso por ejemplo pese a las dificultades y el escaso dinero con el que contaba (con un presupuesto de 4 millones 300.000 euros) he logrado alcanzar uno de mis objetivos.

I: ¿Y quién le ha servido de referente?

J.D: Yo siempre hablo de Julio Médem, con la película “La ardilla Roja”. No tiene que ver su modo de hacer cine con el mío pero su magia ha sigo como una guía para mí. Más que la película en sí, lo que este director me hizo sentir entonces.

I: En `Mindscape´ además del reflejo de alguno de sus referentes, hay muchos elementos de sus trabajos anteriores. Parece que el guion no pertenece a Guy Holmes, sino a Jorge Dorado… ¿Casualidad o mucho trabajo en conjunto?

J.D: En este sentido yo siempre he dicho que no creo en los encargos, ya que el director imprime su huella en cualquier cosa que le den. Un guion por sí mismo no es una obra acabada, es un medio hacia una película. Cuando se critica algo del guion se tiende a responsabilizar al guionista, pero yo salgo en su defensa ya que yo, como director, aunque no lo firmo lo defiendo.

I: Atendiendo a estos elementos constantes en muchos de sus trabajos y que giran en torno a las mentiras, secretos y puzles visuales, ¿podría definirnos su estilo narrativo audiovisual?

J.D: Me identifico más con una puesta en escena sobria, oculta pero con riqueza. A nivel narrativo mi estilo roza la ocultación, el misterio, la doble personalidad. Esto último es algo que me apasiona y que he tratado en todos los cortos.

I: ¿Por qué?

J.D: Porque nunca se conoce por completo a una persona, ni aunque sea tu pareja. Siempre hay discusiones familiares, separaciones…es algo con lo que vivimos y bonito de contar. Lo que intento con ello es transmitir mi visión del mundo.

I: Simón, Joe, John… ¿Qué hay de su personalidad en cada uno de sus personajes?

J.D: De mí no hay nada, personalmente porque Jon era un psicópata asesino, Simón es un pobre triste…De mí no hay nada, aunque sí que hay un poco de alter ego, pero no tanto de cómo soy yo sino de cómo yo veo el mundo.

I: ¿A quién se dirige cuando realiza su trabajo?

J.D: Me dirijo a los espectadores del mundo entero aunque pueda sonar demasiado amplio y abstracto, intentando tratar temas universales con los que el espectador se sienta identificado.  Para ello tengo en cuenta el factor del entretenimiento así como mantener atento al espectador durante todo el largometraje.

I: En `Mindscape´ se hace un esfuerzo por llegar a los primeros recuerdos del sujeto y alcanzar así el origen de una situación o conflicto. Haciendo lo propio, ¿cuál es el recuerdo más lejano que le llevó a sentir una atracción hacia el mundo del cine?

J.D: Recuerdo haber entrado a ver la peli `2001: Una odisea del espacio´ con 15 años, y se me quedó grabada la imagen aquella del feto flotando en el espacio, llegando incluso a soñar con ella -sonríe-.

I: Esta Facultad aparece imagino entre sus recuerdos…

J.D: Indudablemente. En esta Facultad al fin y al cabo me he formado y he hecho muchos amigos. Con algunos sigo colaborando y otros se han quedado por el camino, pero sobre todo lo que encontré fue gente con las mismas inquietudes que yo, cosa que en el instituto suponía ser el raro.  

I: ¿Cómo consigue entrar a la industria cinematográfica de una manera “natural” como dice?

J.D: Pues precisamente gracias a la Facultad, porque teníamos una asociación que se llamaba “Salto de Eje”, situada en la segunda planta y de la que era yo presidente, gracias a la cual hacíamos lo que podíamos sin presupuesto. Lo que sí teníamos era derecho a coger las salas de edición y la posibilidad de reservar las salas. Se me ocurrió ir por las productoras -algo que ya hacían desde los departamentos-, con la intención oculta de una vez montado el estreno de una película “X” española (preestrené dos) poder tomar una relación con esos productores y trabajar en cine. Uno de ellos cuajó: “Lisboa” de Antonio Hernández, siendo mi primera película de meritorio. Y una vez metí la cabeza ahí fue todo rodado. Era la primera vez que me veía rodeado de un equipo de cine, y de repente yo era una piececita muy pequeña en todo ese engranaje.

I: Este esfuerzo e insistencia le llevaron a colaborar con grandes maestros como Guillermo del Toro o Almodóvar… ¿qué aprendió de todo ello?

J.D: He aprendido a estar cerca de todo lo que me apasionaba, y de cada uno de ellos he aprendido muchas cosas distintas. Para mí se trataba de un máster continuo en el que no solo trabajaba sino que absorbía conocimientos.

I: Que su primer gran éxito haya venido de la mano de una coproducción como `Mindscape, ¿qué supone? ¿Le hace pensar en solitario o en conjunto de cara al futuro?

J.D: Permite que tenga un viaje internacional. El hecho de rodarlo en inglés te abre fronteras. No tiene mucho sentido tal y como están las cosas en España, hacer una película sólo con dinero español. Es más interesante y rico culturalmente ir fuera con un proyecto, conseguir parte de la financiación y luego traer el producto para explotarlo con recursos españoles brillantes (técnicos, paisajes, localizaciones y platos) y rodar.

I: ¿Es la financiación el mayor impedimento para poder trabajar en solitario en España?

J.D: Intentar levantar una película es muy difícil para un director Nobel. Todo el mundo dice que la financiación es  lo más complicado y sinceramente no sabría qué decirte porque según vas avanzando y  te metes en la siguiente fase, te olvidas de la complejidad de las anteriores. Sobre todo porque la película o el arte en sí, es una cosa intangible estas vendiendo una idea. ¿Cuánto vale una idea? Debes convencer sobre un retorno de la inversión porque al fin y al cabo, a la gente del dinero es lo que le interesa.

I: Sobre el reparto de Mindscape, ¿en qué sentido le ha facilitado el trabajo de dirección trabajar con actores extranjeros como Mark Strong o Taissa Farmiga?

J.D: He tenido la suerte de que son unos brillantísimos actores y ellos de por sí aportaban gran calidad a la producción. Mi trabajo por tanto, era más de matiz y orientación. Esta facilidad me daba lugar a poder rematar el trabajo y perfeccionarlo. Gracias a esa profesionalidad tuve tiempo de cuidar los detalles.

I: Sorprende a quienes han seguido la distribución de sus anteriores trabajos, no ver entre los personajes de `Mindscape´ a Hovik Keuchkerian. ¿Le tendrá presente para futuras ocasiones?

J.D: Es curioso, porque tenía un papel en la película. El problema es que era muy larga (110 minutos) y tuvimos que cortarla por cuestión de ritmo y entre los personajes que se ausentaron estaba Hovik. Ahora estamos pensando en la edición Blu-ray y DVD para que se vean todas las partes que se cayeron por ello. Hovik tiene un talento innato, me fascina su energía y brillantez. Es un pequeño carisma.

I: He leído que no le gusta el término de “cine español”. ¿Cómo lo llamamos entonces?

J.D: No tengo nada en contra del término “cine español” pero es cierto que se ha utilizado de forma muy peyorativa. Se debería cambiar la nomenclatura a “Cine hecho en España”. Porque, ¿qué es el cine español? Quizás la “españolada” que se hacía con Paco Martín Soria, pero es hora de cambiar la mentalidad en este sentido.

I: Teniendo en cuenta la actual tendencia al género de la comedia y el thriller, ¿existe un mayor o menor compromiso social del cine? ¿Cuál es o debería ser su misión en este sentido?

J.D: Yo no creo mucho en el cine social en sí mismo ya que no creo que tenga mucha utilización hacer películas sociales. Los elementos sociales tienen que estar dentro de la historia porque al final forma parte del drama del ser humano. En `Mindscape´ por ejemplo, hay abusos, se habla de la educación, del alcoholismo…Tienen que ser el reflejo, pero no más.

I: Desde su preestreno, habrá recibido multitud de críticas… ¿está preparado un director Nobel para ello?

J.D: Sí, porque se aprende de las buenas críticas y de las malas, aunque mejor si son constructivas. Las negativas incluso me salvan porque hablan del director, no de la persona. Aunque hay mucha variedad en las opiniones, casi todo el mundo coincide en que la película te atrapa hasta el final, algo por lo que siempre he luchado, por mantener al espectador en estado de alerta de principio a fin.

I: “El hecho de saber que esta película esté premiada puede servir para motivar al espectador a acudir a las salas de cine”, declaraba hace unos días. ¿Es necesario por tanto que una película sea reconocida o esté premiada para que la gente acuda a la gran pantalla?

J.D: Es un factor que lógicamente ayuda, porque forma parte de la producción. Todos nos guiamos por ello. Es muy importante conseguir que una película se convierta en evento. Es algo que Almodóvar por ejemplo lleva muy bien, porque se convierte en algo que necesariamente hay que ver. Los goya te ayudan a eso: hay una etiqueta por encima del título.

I: ¿Dónde reside por tanto la responsabilidad de que el espectador no acuda tanto a las salas de cine?

J.D: Un cúmulo de todo. El IVA absurdo y  desmesurado que tenemos, el precio del cine que hace que te lo pienses más…Antes la gente iba al cine y no sufría. Ahora la seleccionas más y si no te gusta sales cabreado y te cuesta volver por el último “timo” que has sufrido. Además de que ahora hay muchas maneras de consumir ocio así como el extendido pirateo. Pese a ello, no soy de los que piensa que esta práctica vaya a morir.

I: Muchos son los jóvenes que quisieran ahora verse en su misma situación, pero no encuentran la clave del reconocimiento. ¿Un consejo para futuros profesionales?

J.D: A la gente que quiere conseguir algo en general le aconsejo que sean creativos, sin ir por los cauces habituales. Que se busquen la vida y que culebreen… Es muy importante además plantearse retos para seguir explorando.

I: Retomando esta nominación que verá su destino este domingo 9 de febrero, tres son los candidatos que optan al Goya como mejor director Nobel. Poniéndose en la piel del jurado, ¿a cuál de ellos, aparte de ti, ves con más posibilidades de ganar el premio?

J.D. Soy consciente de que Fernando Franco director de `La Herida´, ha conseguido muchos premios y es quien va en cabeza. Aun así, si tengo que dar un candidato, diré que gano yo porque es mi manera d ver el mundo. Si gana él me alegraré porque además es un buen amigo.

I: Por último, a esta “llamada a seguir haciendo cine” que ha venido con la nominación, ¿de qué manera responderá Jorge Dorado?

J.D: Con dos proyectos: un thriller bajo el nombre de `El suelo oculto´, y una película de aventuras que se desarrolla en la India y es un poco más compleja. Imagino que todo 2014 lo haremos de avance y desarrollo y rodaremos en 2015. Respecto al estilo, me gustaría cambiar de tema para que no me encasillen, y ser más exigente. La segunda película hay que meditarla para hacerla bien y poder así, hacer una tercera. 

Visto 939 veces

Medios

Deja un comentario

Los comentarios están sujetos a moderación, por lo que pueden tardar un poco en publicarse o rechazarse.

Oficio de Lecturas

  • Águila de Sangre

    La incisión debe hacerse por la espalda, es en la zona de las costillas donde se encuentran los pulmones. Es necesario deshacerse de la caja torácica, al menos de su parte posterior, para poder retirar sus órganos y posarlos sobre los hombros, sangrantes y todavía palpitando. En el inicio de la sala, un hombre establece un ritmo de cadencia óptima Leer más
  • 1

Mal viaje

  • Águila de Sangre

    La incisión debe hacerse por la espalda, es en la zona de las costillas donde se encuentran los pulmones. Es necesario deshacerse de la caja torácica, al menos de su parte posterior, para poder retirar sus órganos y posarlos sobre los hombros, sangrantes y todavía palpitando. En el inicio de la sala, un hombre establece un ritmo de cadencia óptima Leer más
  • 1

Buscar

@infoactualidad_

¿Qué comemos hoy?

 
Ciencias de la Información

<PRIMEROS>

Hamburguesas con patatas

Alitas de pollo

Merluza en salsa

<SEGUNDOS>

Gazpacho 

Paella mixta 

Ensaladilla rusa

  

Infoactualidad no recaba datos personales de ningún tipo, pero emplea cookies para contar las visitas. La navegación por el sitio significa aceptar este uso.