×

Advertencia

JUser: :_load: No se puede cargar usuario con el ID: 657

JUser: :_load: No se puede cargar usuario con el ID: 757

JUser: :_load: No se puede cargar usuario con el ID: 863

Martes, 09 Junio 2015 23:46

La moda francesa de hablar al revés

Escrito por 
El Verlan es un dialecto que separa las palabras en sílabas y cambia su orden. / Ilustración: Alicia Úbeda El Verlan es un dialecto que separa las palabras en sílabas y cambia su orden. / Ilustración: Alicia Úbeda

Separar las palabras en sílabas e invertir su orden. Ese es el mecanismo que utiliza el Verlan, una jerga juvenil que, aunque sigue siendo predominante en los suburbios donde nació, se ha popularizado por todo el país galo. Así, algunos términos como ouf, la forma verlanizada de la palabra fou (loco), han pasado a formar parte del lenguaje coloquial de millones de franceses.

Cuatro son las fases que convierten un término en parte del Verlan: añadir o quitar la vocal final, dividir la palabra, invertirla y realizar un truncamiento. Las excepciones son muy frecuentes, pero existe un denominador común entre todas las palabras de este argot galo: el hecho de darle la vuelta a la tortilla. El propio término Verlan responde a este proceso. Se trata de la inversión de la locución à l’envers, al revés en francés.

Aunque los ejemplos son infinitos, el vocabulario del Verlan gira en torno a ciertos ejes temáticos. Los amigos, las relaciones de pareja, el sexo, el alcohol, la violencia, la policía o la vida en las ciudades centran la mayor parte del léxico que utiliza este argot.

Una jerga surgida en los suburbios

La periferia de París, Marsella o Lyon fue escenario del surgimiento del Verlan a finales de los años treinta del siglo XX. Los jóvenes de estos barrios de mayoría inmigrante utilizaban este argot como rasgo de identidad frente a las autoridades como los padres o la policía.

Manifestaciones culturales como la música de Renaud Séchan o Jacques Dutronc o el cine de Claude Zidi contribuyeron a la popularización de la jerga en la década de los 70. Ya en los años 90, el hip-hop de grupos como Les sages poètes de la rue o Ministère A.M.E.R. propiciaron la inclusión de términos verlanizados en el lenguaje coloquial de millones de franceses.

“Algunas palabras se han extendido tanto que todo el mundo las entiende y utiliza, también las generaciones más mayores”, afirma la joven francesa Lauranne Domont. Incluso los extranjeros llegados recientemente al país galo han incorporado algunos de esos términos a su vocabulario. Es el caso, por ejemplo, del estudiante español Pablo Villar, que llegó a la ciudad alpina de Grenoble hace un año y medio. “Utilizo las palabras que escucho con más frecuencia, como ouf o béton”, comenta.

Sin embargo, el uso cotidiano del Verlan continúa asociándose a las capas menos favorecidas de la sociedad. Domont subraya que “sigue siendo más frecuente utilizar el Verlan en las zonas menos privilegiadas. No tengo una muy buena imagen de quienes hablan así todos los días. Es un francés muy vulgar”. “Mis amigos franceses siempre dicen que es en la periferia donde apareció y donde sigue usándose”, afirma Villar, en la misma línea.

Vesre: la versión latinoamericana del Verlan

En Argentina y Paraguay existe el llamado Vesre. Se trata de un argot muy similar al Verlan en cuanto al procedimiento de formación de palabras. Al igual que ocurre con la jerga francesa, el proceso no se cumple en todos los casos, pero la esencia es también la de invertir el orden silábico.

La extensión del vesre se debe a su frecuente uso en el teatro cómico de la primera mitad del siglo XX. Algunas de las palabras del argot que se han incorporado al léxico coloquial en el castellano rioplatense son ajoba, abajo; jermu, mujer o ispa, país.

Dada la proximidad geográfica de Francia y la innegable conexión con América Latina, quién sabe si esta moda de hablar al revés acabará llegando también a España.

Visto 8295 veces

Deja un comentario

Los comentarios están sujetos a moderación, por lo que pueden tardar un poco en publicarse o rechazarse.

Buscar

@infoactualidad_

¿Qué comemos hoy?

 
Ciencias de la Información

<PRIMEROS>

Hamburguesas con patatas

Alitas de pollo

Merluza en salsa

<SEGUNDOS>

Gazpacho 

Paella mixta 

Ensaladilla rusa

  

Infoactualidad no recaba datos personales de ningún tipo, pero emplea cookies para contar las visitas. La navegación por el sitio significa aceptar este uso.