Una vez conseguido un contrato de piso y abierta una cuenta en un banco francés, llega el momento de pedir la CAF (Caisses d'Allocations Familiales). Esta ayuda financiera supone, en muchos casos, un gran alivio para los estudiantes de Francia que se ven obligados a pagar altos precios por el alquiler de su vivienda. Para poder obtenerla hay que hacer el temido papeleo, el cual acaba con la alegría de recibir un dinero.

Publicado en Erasmus OUT

Buscar

@infoactualidad_

¿Qué comemos hoy?

 
Ciencias de la Información

<PRIMEROS>

Hamburguesas con patatas

Alitas de pollo

Merluza en salsa

<SEGUNDOS>

Gazpacho 

Paella mixta 

Ensaladilla rusa

  

Infoactualidad no recaba datos personales de ningún tipo, pero emplea cookies para contar las visitas. La navegación por el sitio significa aceptar este uso.