×

Advertencia

JUser: :_load: No se puede cargar usuario con el ID: 886

JUser: :_load: No se puede cargar usuario con el ID: 879

JUser: :_load: No se puede cargar usuario con el ID: 891

Miércoles, 27 Enero 2016 13:29

Berlín, la capital más cosmopolita de Europa

Escrito por 
Detalle del muro de Berlín / Foto: Inés Delgado Peña Detalle del muro de Berlín / Foto: Inés Delgado Peña

Además de ser la capital de Alemania, Berlín está considerada como la ciudad más hípster y multicultural del país. Por esta razón, numerosos estudiantes erasmus deciden hacer una escapada de fin de semana a esta ciudad.

La alternativa más barata para viajar a Berlín es el autobús: gracias a empresas como Flixbus, se puede llegar a Berlín desde cualquier parte de Alemania por menos de 50 euros. La opción más empleada por los jóvenes que viven fuera de Alemania es el avión: desde el aeropuerto de Schönefeld se puede viajar a las principales capitales europeas gracias a compañías económicas como Ryanair o Germanwings.

Lo más recomendable es pasar en Berlín más de un día, para poder disfrutar la ciudad, especialmente en invierno, ya que empieza a anochecer sobre las cinco de la tarde. En el centro de la ciudad hay una gran cantidad de albergues y hostales especialmente pensados para los jóvenes, en los que se puede encontrar alojamiento a un precio muy asequible.

Debido a su gran extensión, Berlín cuenta con una amplia red de metro (Ü-Bahn) y cercanías (S-Bahn) que pueden utilizarse para el desplazamiento desde el alojamiento hasta los lugares de interés turístico. Berlín también es conocida por sus clubes alternativos, por lo que no podían faltar en la ciudad los autobuses nocturnos. En cuanto al coste del transporte, la mejor opción es conseguir un billete diario (Tageskarte) con el que se puede utilizar el transporte público durante 24 horas por sólo 7 euros.

Lugares imprescindibles 

La ruta turística comienza en Alexander Platz, el núcleo de Berlín donde se encuentra el reloj mundial que muestra continuamente la hora de diferentes países. Al lado de esta plaza tan concurrida se sitúa uno de los emblemas de la ciudad, la Fernsehturm, que es la torre de televisión más alta de la Unión Europea. A continuación está la isla de los museos, nombrada Patrimonio de la Humanidad debido a su gran valor histórico. 

Como su nombre indica, en esta isla del río Spree se encuentran los principales museos de la ciudad, entre los que destacan el Museo Histórico Alemán, que ofrece un recorrido por la historia germana desde la Edad Media hasta finales del siglo XX, y el Museo de Pérgamo, que alberga una de las colecciones de arte de la Edad Antigua más importantes del mundo. Además de museos, en esta isla está la catedral de Berlín, edificio neoclásico que, como otras construcciones del país, fue reconstruido tras la Segunda Guerra Mundial.

La gran avenida Unter den Linden llega hasta la emblemática Puerta de Brandenburgo, que ha sido testigo de los diferentes episodios de la historia alemana desde su construcción a finales del siglo XIX, durante la época prusiana.  En esta zona también se encuentra el memorial al holocausto judío formado por largas hileras de piedra entre las que se puede pasar. Asimismo, en esta zona de la ciudad se ubica el Bundestag o Parlamento Federal Alemán. Con la reunificación del país en 1989 este edificio berlinés, sede del antiguo Reichstag nazi, se convirtió en el principal órgano legislativo alemán. Aunque es necesario realizar una reserva, la visita al Bundestag es muy recomendable e incluye una guía por las principales salas del edificio, así como por la cúpula que lo cubre, desde la que se puede ver toda la ciudad.

Otra parada obligada en la capital germana es la calle Mühlenstraße, donde se encuentra la East Side Gallery, comúnmente conocida por los turistas como el Muro de Berlín. A lo largo de más de un kilómetro se exponen las pinturas de artistas contemporáneos nacionales y extranjeros cubriendo el famoso muro que mantuvo dividida a la ciudad durante 28 años. "Miles de personas visitan cada día este símbolo de la paz, de la unión de las dos Alemanias y de la derrota del comunismo" explica Lars Meyer, guía turístico de la ciudad. 

"Berlín es una ciudad tan grande y dinámica que hace que siempre te quedes con ganas de volver a ella", cuenta Lisa Doné, estudiante de Traducción en la Universidad de Venecia. En estos 26 años que han pasado desde la reunificación del país,  la capital alemana se ha convertido en uno de los principales centros culturales internacionales al que acuden artistas, intelectuales y viajeros en general. Esta ciudad ha resurgido de las cenizas a lo largo de su historia convirtiéndose en uno de los escenarios más importantes de la política europea.

 

Visto 691 veces

Deja un comentario

Los comentarios están sujetos a moderación, por lo que pueden tardar un poco en publicarse o rechazarse.

Buscar

@infoactualidad_

¿Qué comemos hoy?

 
Ciencias de la Información

<PRIMEROS>

Hamburguesas con patatas

Alitas de pollo

Merluza en salsa

<SEGUNDOS>

Gazpacho 

Paella mixta 

Ensaladilla rusa

  

Infoactualidad no recaba datos personales de ningún tipo, pero emplea cookies para contar las visitas. La navegación por el sitio significa aceptar este uso.