×

Advertencia

JUser: :_load: No se puede cargar usuario con el ID: 734

JUser: :_load: No se puede cargar usuario con el ID: 857

JUser: :_load: No se puede cargar usuario con el ID: 897

Martes, 26 Mayo 2015 00:00

Invader: arte extraterrestre en París

Escrito por 
Obra callejera de Invader / Foto: Paloma Martinez Obra callejera de Invader / Foto: Paloma Martinez

Muchos conocen sus obras, su huella está presente en toda la ciudad de París, pero pocos saben de quien se trata. El artista callejero que se esconde detrás de los famosos mosaicos que invaden la capital francesa es conocido como Invader, debido a su inspiración en el clásico videojuego de moda en los ochenta, Space Invaders, que se basaba disparar a los alienígenas y conseguir la mayor puntuación posible.

Invader se hizo conocido a finales de la década de los noventa, pero nunca se ha dejado ver sin la cara cubierta. Sus creaciones decoran ciudades como Los Ángeles, Hong Kong o Londres, pero sin duda Francia, su país de origen, es donde más ha trabajado; no sólo en París, sino también en ciudades más pequeñas como Grenoble o Marsella. También en España se pueden encontrar los característicos mosaicos de Invader en Bilbao, Barcelona y Menorca. Pero este artista no sólo trabaja en la calle, sus obras también han sido expuestas en importantes galerías internacionales. También vende libros y mapas de las ciudades donde ha llevado a cabo su “invasión” en los que sitúa cada una de sus obras. Para comprender el proceso de colocación de las obras existe un vídeo, ‘In bed with Invader’, en el que es posible ver cómo  los mosaicos, una vez terminados, son repartidos por París y fijados en las fachadas, el lienzo del artista urbano.

La instalación de sus mosaicos se lleva a cabo, normalmente, durante la noche y sin ningún tipo de acuerdo formal ni pacto con el propietario del lugar elegido, esto forma parte del proceso creativo del artista, lo que él denomina “la invasión”. Esta ilegalidad, es una de las características principales del arte callejero y también uno de los motivos por los que estos artistas no quieren revelar su identidad. A veces las obras son retiradas por un propietario descontento o por los servicios de limpieza, pero no es muy común que suceda.

Invader ha creado su propio sistema de puntos, llevando el juego a la vida real. Cada pieza es un fragmento de una obra de tamaño mundial y representa entre 10 y 100 puntos. Cada ciudad tiene su propia puntuación y cada vez, Invader consigue tener más puntos en su Invasión artística. Se trata de un juego que no tiene fin.

Antoine R. es un joven estudiante y en su tiempo libre también se dedica al arte urbano: “Admiro a Invader porque ha conseguido hacerse famoso sin que nadie sepa quién es en realidad, cuando la gente ve sus mosaicos los identifican, son característicos, y pueden apreciarlo sin saber quién es, incluso puedes ir a una exposición suya, tenerlo al lado y no saber que es el autor. Es en cierto modo la magia del street art”.

Arte urbano y crítica social

El arte urbano tuvo especial importancia en París durante los últimos años de la década de los sesenta, el uso del grafiti y las plantillas, el conocido ‘stencil’, se hizo habitual para marcar la ciudad con mensajes políticos en el contexto de mayo del 68. Blek le Rat, pseudónimo de Xavier Prou, fue uno de los precursores del concepto y la técnica en París y la inspiración de artistas posteriores como el inglés Bansky.

El arte urbano nace, además de como forma de protesta, como promoción del arte gratuito y no institucionalizado. Murales, pósters, grafitis… utilizan una comunicación muy efectiva y visual que difícilmente nos deja indiferentes.

La técnica de Invader sin embargo se desmarca de lo convencional. Se define a sí mismo como AVNI, artista viviente no identificado. Invader utiliza la técnica del mosaico para representar a los personajes del, ya antiguo, videojuego. Todas sus figuras están formadas por pequeños azulejos cuadrados de colores a modo de píxeles, que saca de las pantallas para llevarlos a las paredes, fiel a la poca calidad gráfica de los videojuegos de la época. Invader tampoco se limita a copiar alienígenas de un juego, ha creado toda una serie de personajes propios basados en ellos y ha representado otros personajes conocidos. La Pantera Rosa, la Mona Lisa y Peter Pan son algunos con los que se ha atrevido por ahora.

“La pena de muerte, la única manera de impedirme continuar”

El artista cuenta con un pequeño equipo muy próximo que le ayuda a llevar a cabo el trabajo, aunque Invader afirma que los mosaicos se hacen de forma artesanal. Sin embargo, como a todos los artistas, a Invader también le han salido imitadores. Hay personas que por iniciativa propia están creando sus propios mosaicos inspirados en los del artista francés, es la prueba de que de cierto modo Invader ya ha hecho escuela, ha creado un estilo. También tiene que enfrentarse a otro tipo de imitadores que se dedican a copiar sus diseños para venderlos de forma no oficial ni lícita. Sin embargo él mismo es el primero en trabajar prácticamente siempre al margen de la legalidad. Actualmente hay países a los que no puede viajar, ya que se le busca por incumplir la ley, “por suerte ‘sólo’ es arte y no me arriesgo a la pena de muerte, que sería la única manera de impedirme continuar trabajando”, declara el artista en su página web.

Por último, Antoine explica que “el street art tiene la función de hacernos reflexionar, pero también de agradarnos, tiene la función de acercar el arte a la gente. No hace falta ir a un museo para ver arte porque la vida y el día a día están llenos de arte, y esa es su magia”.

Visto 1664 veces

Deja un comentario

Los comentarios están sujetos a moderación, por lo que pueden tardar un poco en publicarse o rechazarse.

Buscar

@infoactualidad_

¿Qué comemos hoy?

 
Ciencias de la Información

<PRIMEROS>

Hamburguesas con patatas

Alitas de pollo

Merluza en salsa

<SEGUNDOS>

Gazpacho 

Paella mixta 

Ensaladilla rusa

  

Infoactualidad no recaba datos personales de ningún tipo, pero emplea cookies para contar las visitas. La navegación por el sitio significa aceptar este uso.