Advertencia
  • JUser: :_load: No se puede cargar usuario con el ID: 222
  • JUser: :_load: No se puede cargar usuario con el ID: 699
  • JUser: :_load: No se puede cargar usuario con el ID: 772
  • JUser: :_load: No se puede cargar usuario con el ID: 97
  • JUser: :_load: No se puede cargar usuario con el ID: 779

Los separatistas flamencos se convierten en la primera fuerza en Bélgica

Bart de Weber durante el discurso./F: RTBF

El partido Nieuw-Vlaamse Alliantie, (Alianza Neo-Flamenca, N-VA) obtiene el mayor número de votos como ya apuntaban las predicciones, en algunos distritos de la parte flamenca, el N-VA ha obtenido el 30% de los votos. En el lado francés, el PS sigue siendo el primer partido a pesar de una gran disminución. Destaca también la caída en picado de los Ecologistes (ECOLO).

 

A pesar de una caída del sistema informático en algunas oficinas de votaciones, que alargó la obtención de los datos definitivos de las elecciones en Bélgica, la participación ha sido del 90% respecto al 43.09% de la Unión Europea, pero hay que en cuenta que el voto es obligatorio para la población belga.

El partido de Bart De Weber ha triunfando estas elecciones, consiguiendo en la parte flamenca más de un 30% de los votos, cifra que supone un importante crecimiento. “Nunca antes el pozo ha sido tan grande entre los flamencos y los francófonos” ha declarado Weber en el discurso hacia sus seguidores. “Los flamencos nos han elegido para el cambio, esto nos debe dar la confianza para un mandato democrático fuerte”. El político también ha asegurado querer sentarse cuanto antes en la mesa de negociaciones para formar una coalición fuerte tanto para la región de Flandes como para el estado.

Los demás partidos flamencos se mantienen relativamente en la cámara: el partido Cristiano Demócrata y Flamenco (CD&V) y Groen (GROEN) incluso han mejorado sus resultados respecto a las de 2009. Los Liberales y Demócratas Flamencos (Open VLD) se han posicionado como los segundos más votados a nivel federal seguidos del CD&V.

En contraste,  los socialistas valones del actual primer ministro, Elio di Rupo, apenas superan el 11% de los votos, sufriendo de esta manera una gran caída y se sitúan los cuartos más votados a nivel federal. Aunque se mantienen como líderes en el Parlamento de Valonia, seguidos de los liberales del Movimiento Reformador (MR), los ECOLO (que han caído en picado) y los Centro Democrático Humanista (CDH).

Paul Magnette, líder del partido socialista, ha reconocido el fuerte avance de los flamencos de Weber pero han insistido en que las formaciones que integran la coalición federal de gobierno son estables.

Los 21 escaños correspondientes a Bélgica quedan entonces asignados de la siguiente manera para los distintos grupos políticos: 4 para el Grupo del Partido Popular Europeo (Demócrata-Cristianos, PPE), 4 para Grupo de la Alianza Progresista de Socialistas y Demócratas en el Parlamento Europeo (S&D), 6 para Alianza de los Demócratas y Liberales por Europa (ADLE), 6 para Los Verdes/Alianza Libre Europea (VERDES/ALE) y 1 para diputados que no pertenecen a ningún partido político.

Unas elecciones cruciales en Bélgica teniendo en cuenta la división regional y lingüística del país. Cualquier avance de unos u otros partido puede suponer un cambio importante en el estado federal, por lo que habrá que esperar para ver cómo se suceden los acontecimientos en los próximos meses.

Deja un comentario

Los comentarios están sujetos a moderación, por lo que pueden tardar un poco en publicarse o rechazarse.

Infoactualidad no recaba datos personales de ningún tipo, pero emplea cookies para contar las visitas. La navegación por el sitio significa aceptar este uso.