Advertencia
  • JUser: :_load: No se puede cargar usuario con el ID: 115
  • JUser: :_load: No se puede cargar usuario con el ID: 857
  • JUser: :_load: No se puede cargar usuario con el ID: 872
  • JUser: :_load: No se puede cargar usuario con el ID: 67

Los euroescépticos alemanes irrumpen en el Parlamento Europeo

Más para los ciudadanos, menos para Bruselas, campaña de AfD

Con el 7% de los votos, Alternativa para Alemania consigue siete diputados para el Parlamento Europeo. El partido Democristiano se alza con la victoria, pero sin celebrarla. Los socialistas alemanes aumentan sus votantes y otros partidos minoritarios como los Piratas y los ultraderechistas del NPD consiguen un escaño. 

 

El partido conservador CDU, liderado por Ángela Merkel, gana las elecciones al Parlamento pero han perdido 7 puntos con respecto al 2009, aun así logra 29 diputados y un gran apoyo para su compañero europeo Jean Claude Juncker.

La propaganda del Socialdemócrata alemán Martín Schulz ha funcionado. “Solo votando a Schulz podrá un alemán presidir la Comisión Europea”, se podía leer en numerosos cárteles dispersos por todo el país. Los electores han aumentado un 6% su apoyo con respecto a los comicios pasados y el SPD ha logrado 27 escaños. 

La estrategia de marketing de los conservadores ha sido bien diferente. En los anuncios publicitarios apenas se veía a David McAllister, el cabeza de lista del CDU para las europeas, si no que aparecía Merkel con su eslogan “Europa es bueno para nuestro país”.

Los verdes pierden tres diputados menos, pero se imponen como tercera fuerza más votada. El partido de izquierdas, Die Linke, consigue el 7,4% de los votos, seguidos por los euroescépticos AfD con siete diputados, que vienen pisando fuerte con apenas un año de vida. Este partido, liderado por Bernd Lucke, se quedó a las puertas del Bundestag las pasadas elecciones generales de septiembre. 

El Tribunal Constitucional eliminó la limitación de obtener al menos un 3% de los votos para obtener un representante en el parlamento. Esto ha hecho que numerosos partidos minoritarios logren enviar un representante a Europa. Es el caso de Partido Nacionaldemócrata (NPD). Su ideología nacionalista está cercana al neonazismo, además tiene pendiente una demanda de ilegalización en el Tribunal Constitucional por una querella de la Cámara Alta.

Entre los 96 diputados que envía Alemania, también habrá un parlamentario del "Los Piratas”, 'La Familia', los ecologistas del ÖDP, el Partido para la Protección de los animales y 'El Partido', fundado por los editores de la revista satírica 'Titanic.

“A los alemanes no les da igual la Unión Europea”

Así describía hoy las elecciones 'Die Zeit' uno de los periódicos alemanes más importantes. Al contrario que en otros países de la UE, como Eslovaquia con un 87% de abstención, la participación en Alemania ha aumentado con respecto al 2009. “Creo que es importante que votemos todos los europeos, aquí no se le da tanta importancia como a las generales, pero si queremos una Europa Unida tenemos que ir todos a las urnas”, afirma Klaus Guckert, estudiante de Económicas en la Universidad de Núremberg. Desde el comienzo de las elecciones directas al Parlamento Europeo en 1979 había descendido la participación ciudadana en las elecciones, con tan solo un 43% que votaban.  Esta tendencia se ha roto y ayer un 47,7% de los alemanes fueron a las urnas. El por qué de esta subida no está claro. Muchos lo atribuyen a la decisión del tribunal de anular el 3%, otros apuntan a que la población que no votaban en los comicios anteriores, han otorgado su voto a 'Alternativa para Alemania'. Además se celebraron a la vez elecciones locales en diez estados.

En Austria se impone la ultraderecha

El  'Partido de la Libertad' (FPÖ) ha ascendido vertiginosamente y se declara tercera fuerza más votada en Austria con un 20,4 de los votos y cuatro escaños en el Parlamento. Tan solo 7 puntos les separan del Partido Popular austriaco, que ha ganado las elecciones en el país y 4 puntos del Partido Socialdemócrata (SPO) que ha logrado el 24,22% y cinco escaños. 

El Partido Liberal austriaco se suma al Frente Nacional de Francia y el PVV del neerlandés Geert Wilders a la tendencia de subida de popularidad que están teniendo las ultraderechas europeas. 

 

Deja un comentario

Los comentarios están sujetos a moderación, por lo que pueden tardar un poco en publicarse o rechazarse.

Infoactualidad no recaba datos personales de ningún tipo, pero emplea cookies para contar las visitas. La navegación por el sitio significa aceptar este uso.