Advertencia
  • JUser: :_load: No se puede cargar usuario con el ID: 194
  • JUser: :_load: No se puede cargar usuario con el ID: 908
  • JUser: :_load: No se puede cargar usuario con el ID: 848
  • JUser: :_load: No se puede cargar usuario con el ID: 872
  • JUser: :_load: No se puede cargar usuario con el ID: 855

La crisis y el debate soberanista, protagonistas del debate entre los seis candidatos

Los estudios Buñuel de TVE fueron los elegidos para acoger el debate entre candidatos de los seis grupos con representación en el Parlamento Europeo.  Un debate reñido que tuvo como temas clave las declaraciones de Arias Cañete, la crítica al bipartidismo y la independencia de Cataluña.

 

En la mesa moderada por la periodista María Casado se sentaron anoche Esteban González Pons (PP), Willy Meyer (Izquierda Plural), Ramón Tremosa (Coalición por Europa), Ramón Jáuregui (PSOE), Josep María Terricabras (La Izquierda por el Derecho a Decidir) y Francisco Sosa Wagner (UPyD).

Como tema principal, el proceso soberanista catalán que fue reivindicado tanto por Tremosa como por Terricabras, alegando éste último que apuesta por una relación “amable y no hostil” con España, una vez que Cataluña se conforme como estado independiente.

Ante estas declaraciones, González Pons pidió que “quiera a España como yo a Cataluña” y Sosa Wagner criticó el tema definiendo el nacionalismo como “la peor enfermedad que puede contraer hoy Europa”.

Continuando con el tema, Tremosa pidió a Mariano Rajoy  que siga los pasos de David Cameron, el cual ha pactado con Escocia la consulta. A lo que Pons le replicó asegurando que el caso catalán “no tiene nada que ver” con el escocés. Mientras tanto, el candidato socialista Jáuregui insistía a Tremosa a hacer “autocrítica” y le reiteraba su propuesta de una España federal como solución para Cataluña.

Pero también hubo hueco para el tema de la corrupción. Para Sosa Wagner, no ir a votar el próximo domingo es “indultar a los corruptos”, mientras que Jáuregui solicitaba leyes europeas contra la corrupción.

 El otro punto importante de la noche fueron las acusaciones mutuas entre socialistas y populares, donde González Pons defendió la buena marcha de la economía española por los “sacrificios” de los ciudadanos, a lo que el resto de partidos criticaron porque consideran que estas políticas han causado “terribles desigualdades”.

González Pons también reprochó al candidato socialista “la herencia recibida”. A lo que Jáuregui calificó como “excusas” y mentiras”, considerándolo “un tema caducado como los yogures de Cañete”. Para el socialista, la verdadera herencia popular es la destrucción que han hecho de “la sanidad y la educación”.

Willy Meyer se centró en criticar el “bipartidismo” de PP y PSOE, a los que acusa de la desigualdad generada por la crisis. Para ello, Meyer recurrió a un informe de Cáritas que señala que España “es el país con más desigualdad de la Unión Europea”.

También tuvo cabida la polémica generada por las declaraciones de Cañete. González Pons defendió a su compañero recordando que “tuvo un mal día” como cualquier político y que “todos podemos equivocarnos”. Para ello, mostró el “mal día” que tuvo la candidata socialista cuando llamó feo al jugador de fútbol Franck Ribéry.

Para el candidato socialista, el cabeza de lista del PP demostró machismo por lo de “no quiso ganar a una mujer” y “clasismo”. Además, el socialista instó a Pons a responder si compartía las declaraciones de Cañete, a lo que este insistió en el comentario de Ribéry.

Mientras tanto, el candidato de UPyD Sosa Wagner, se mostró partidario de la “economía verde”. Por ello, ha pedido potenciar las inversiones públicas y privadas para fomentar el empleo. A lo que Terricabras respondió abogando por crear un salario mínimo europeo.

Deja un comentario

Los comentarios están sujetos a moderación, por lo que pueden tardar un poco en publicarse o rechazarse.

Infoactualidad no recaba datos personales de ningún tipo, pero emplea cookies para contar las visitas. La navegación por el sitio significa aceptar este uso.