×

Advertencia

JUser: :_load: No se puede cargar usuario con el ID: 859

Martes, 10 Noviembre 2015 16:25

La Transformación centenaria

Escrito por 
La Transformación centenaria Kafka caricaturizado como el protagonista de La Transformación / Foto:commons.wikipedia.org

Hoy se celebran los 100 años del nacimiento de ‘La Transformación’,  cuya autoría pertenece a Franz Kafka. La primera edición publicada en alemán ya evidenciaba claros rasgos de novedosa repugnancia en la literatura.

 

“Al despertar Gregor Samsa una mañana, tras un sueño intranquilo, encontróse en su cama convertido en un monstruoso insecto.” Es aquí cuando Kafka (Praga, 3 de julio de 1883 – Kierling; Austria, 3 de junio de 1924) nos mete de un golpe en la acción, la habitación, el sufrimiento del protagonista. Omite así la introducción que, teóricamente, toda novela debe tener, además de constatar la sucesión de hechos repugnantes de los que está plagada la obra.

La pequeña novela, también catalogada como cuento, vio la luz tres años después de su finalización en 1912. Fue una revista la que publicó originariamente el texto que después  se convertiría en universal. Aún teniendo presente la promesa que Kafka obligó a hacer a Brod, su amigo y editor, de quemar y no publicar ninguno de sus textos tras su muerte, ‘La Transformación’  llegó a salvarse llegando al público nueve años antes del fallecimiento del escritor.

La obra es tan polémica que ni su título tiene una sola interpretación. El original, ‘Die Verwandlung’, fue traducido inicialmente por  Jorge Luis Borges comoLa Transformación’. Él mismo describía de esta forma  la polémica surgida: “Yo traduje el libro de cuentos cuyo primer título es ‘La Transformación’, y nunca supe por qué a todos les dio por ponerle ‘La Metamorfosis’. Es un disparate. Yo no sé a quién se le ocurrió traducir así esa palabra del más sencillo alemán”. Según las declaraciones que realizó en una entrevista que publicó el diario El País en 1983.

Las definiciones que pueden describir la obra, hoy centenaria, no son pocas. El propio autor, tras terminar ‘La Transformación’ y en una carta dirigida a Felice Bauer, su novia, contaba su hazaña exclamando: “¡Qué historia extraordinariamente repugnante es la que acabo de dejar, para recrearme ahora pensando en ti!”. La angustia vital que se plantea en ‘La Metamorfosis’ es diferente y nueva para cada lector; al igual que en ‘El proceso’ (1925) o ‘El castillo’ (1926) que dejan un amplio abanico de dudas sobre su interpretación. Quizá es  eso lo que hace que estas obras nunca mueran; obras, que como ‘La Transformación’ nos cuentan la historia de alguien que irremediablemente sufre lo que es convertirse en algo.

Visto 402 veces

Deja un comentario

Los comentarios están sujetos a moderación, por lo que pueden tardar un poco en publicarse o rechazarse.

Buscar

@infoactualidad_

¿Qué comemos hoy?

 
Ciencias de la Información

<PRIMEROS>

Hamburguesas con patatas

Alitas de pollo

Merluza en salsa

<SEGUNDOS>

Gazpacho 

Paella mixta 

Ensaladilla rusa

  

Infoactualidad no recaba datos personales de ningún tipo, pero emplea cookies para contar las visitas. La navegación por el sitio significa aceptar este uso.