×

Advertencia

JUser: :_load: No se puede cargar usuario con el ID: 757

JUser: :_load: No se puede cargar usuario con el ID: 823

Jueves, 24 Marzo 2016 19:55

Johan, contigo empezó todo

Escrito por 

El mundo del fútbol está de luto. Johan Cruyff, máximo estandarte del ‘Fútbol total’, ha dejado huérfano a una gran generación de amantes del deporte rey tras fallecer en la mañana de hoy tras una intensa lucha contra un cáncer de pulmón.

La leyenda de ‘El Flaco’ (los magos del balón tienden al apodo enjuto), comenzó en esa tierra sumida bajo el nivel del mar. Los primeros pasos en el Ajax de Ámsterdam forjaron a la estrella que consiguió alzarse con tres Copas de Europa de la mano de Rinus Michels y Stefan Kovacs en el equipo franjirrojo.  Y ese binomio, Michels-Cruyff, siempre influirá en la historia del fútbol, y en especial del español, desde la década de los 70.

Se había gestado el ‘Fútbol total, ya fuera en el Ajax, con la selección de la Naranja Mecánica, o tras la llegada de ambos a la Ciudad Condal para deleite de los aficionados del Fútbol Club Barcelona. Esa primera semilla plantada en el equipo azulgrana sirvió para que los versos de las epopeyas deportivas en Can Barça empezaran a brotar.

No sólo en el terreno de juego Cruyff era un referente. Su carácter traspasaba barreras e influía en la sociedad nacional. Él, erigido en el líder de ese ejército catalán que había definido Vázquez Montalbán, logró alzarse con el triunfo liguero en 1974 después de catorce años de dominio de los equipos capitalinos. La guinda de esa liga fue el 0-5 contra el Real Madrid, lo que para la población catalana suponía engrandecerse frente al centralismo que aun pululaba en España. Ese mismo año Johan tuvo su primer hijo y como muestra de su filia por la cultura catalana le nombró Jordi, un nombre de origen catalán que no estaba permitido en el Registro Civil pero que el genio holandés logró poner a su vástago.

Dream Team

La relación del jugador tulipán con el Barcelona se marchitó –siempre se enfrentó a las directivas- y se marchó en 1978, para dar un intervalo de diez años hasta su vuelta a las filas azulgranas, esta ocasión como entrenador, en 1988. Y otra vez, aterrizaba en Barcelona para romper barreras y continuar con el legado que empezó la década anterior.

El Barça de aquella temporada –post motín del Hesperia- era un equipo deshecho y con un palmarés lejos de lo que hoy reflejan las vitrinas del Camp Nou. Sólo la fe ciega que tenía Cruyff en su forma de ver el fútbol iba a cambiar la historia del fútbol español.

Innumerables son los recuerdos que tiene cualquier aficionado del fútbol de aquel Dream Team. Las cuatro ligas consecutivas, el cañonazo de Koeman, otro 5-0 al Real Madrid… todo de mano de Cruyff en el banquillo, y un alumno aventajado en el césped: Josep Guardiola.

Llegado el fin de Johan en el banquillo azulgrana y la posterior década llena de  altibajos para el Barcelona el equipo continuó, a veces más, a veces menos, con la idea futbolística del holandés –siempre esa corriente Holanda-Barcelona con Van Gaal, Rijkaard, etc.- canalizada en el proyecto de la Masía.

Legado

De tener que nombrar a un estandarte de la Masía todas las miradas se fijarían en Pep Guardiola. El técnico accedió al banquillo azulgrana en 2008, y al igual que Cruyff se encontraba con un equipo hecho trizas. La solución del míster de Santpedor no fue otra que implantar el modelo que tantos éxitos había dado al Barça cuando él era jugador y tenía a Johan como entrenador: combinar ‘fútbol total’ y apostar por la cantera.

A través de los factores que implican la idea futbolística de aquel Ajax de los 70, como si de una estirpe familiar se tratase, el Fútbol Club Barcelona volvió a resurgir el Dream Team que dio forma Johan. Y que entonces, al igual que Guardiola era la prolongación del holandés en el terreno de juego, Xavi Hernández, otro de los discípulos del ‘Fútbol total’ de la Masía, volvía a repetir la historia.

Junto a los éxitos del equipo catalán y a semejanza del despliegue futbolístico que protagonizaban sus jugadores, llegaría la mayor gloria del fútbol español. Aquel 2010 en Sudáfrica, con el gol de Iniesta –otro de la Masía- se consiguió cerrar de alguna manera el círculo que la Naranja Mecánica no había conseguido culminar en los mundiales del 74 y 78. Curiosamente España venció a una Holanda que traicionó ese estilo que le había llevado hasta la final.  

Hoy, tras la muerte de este precursor, más que nunca, todos los amantes del fútbol tenemos que honrar a uno de los grandes del balón. Johan, contigo empezaron tantas cosas…

Visto 928 veces

Deja un comentario

Los comentarios están sujetos a moderación, por lo que pueden tardar un poco en publicarse o rechazarse.

Buscar

@infoactualidad_

¿Qué comemos hoy?

 
Ciencias de la Información

<PRIMEROS>

Hamburguesas con patatas

Alitas de pollo

Merluza en salsa

<SEGUNDOS>

Gazpacho 

Paella mixta 

Ensaladilla rusa

  

Infoactualidad no recaba datos personales de ningún tipo, pero emplea cookies para contar las visitas. La navegación por el sitio significa aceptar este uso.