×

Advertencia

JUser: :_load: No se puede cargar usuario con el ID: 779

JUser: :_load: No se puede cargar usuario con el ID: 863

JUser: :_load: No se puede cargar usuario con el ID: 831

Martes, 03 Mayo 2016 12:59

Xavier Rudd llena de paz y amor el Ancienne Belgique de Bruselas

Escrito por 

El artista australiano Xavier Rudd ofreció un concierto el pasado viernes en la sala Ancienne Belgique de Bruselas frente a miles de asistentes, que lograron completar el aforo del recinto.

La sala de conciertos de la capital europea abrió las puertas al público a partir de las 19 horas. El dj Te Ki La se encargó de amenizar la espera antes de dar paso al también australiano Bobby Alu, miembro oficial de la banda de Xavier Rudd, que deleitó a los asistentes con varias melodías pausadas de un tono melancólico.

Minutos después, el multinstrumentista Xavier Rudd subió al escenario frente a miles de espectadores que invadieron todo el espacio disponible tanto de las gradas como de la pista. ‘Flag’,  el nuevo single del octavo y nuevo álbum ‘Nanna’,  inició el encuentro bajo un gran equipo de iluminación y sonido que logró hacer vibrar la pista en repetidas ocasiones de la noche.

“Me encanta Bélgica. Es bonito estar aquí hoy con vosotros. En las próximas horas celebraré la paz y el amor”  afirmó Rudd  vestido con un mono vaquero sobre una camiseta oscura y sin mangas que dejaba entrever sus múltiples tatuajes que cubrían sus brazos bronceados.

A continuación, el surfista y cantante empezó a hacer sonar los primeros acordes de los temas ‘The Mother’ , ‘Come Let Go’ y ‘Hanalei’  acompañado de su guitarra Weissenborn y armónica, que brindaron alguna que otra pincelada de reggae, que tanto caracteriza el estilo del artista. Rudd sorprendió con la puesta en escena de ‘Lioness Eye’ y ‘3 Roads’, donde demostró su faceta multinstrumentista haciendo sonar dos temas de larga duración mediante el instrumento de viento Didgeridoo, perteneciente a la familia de las trompetas y muy usado por los aborígenes australianos.

Una iluminación cálida y naranjada vestía el escenario en el que se encontraba el cantante junto al teclado y el batería, que recibió su momento de gloria deleitando al público con una melodía acústica llena de ritmo y vibración. El cantante conectó con el público desde el primer momento de la noche. ”Me gustaría hablar sobre el amor entre las personas y entre la humanidad y la tierra. Imaginar un mundo donde las personas amaran gratuitamente”, palabras que continuaron con un cumulo de aplausos y silbidos por parte de los asistentes, completamente entregados al artista y a su banda.

Xavier Rudd continuó el show con la actuación de la canción versionada y propia de Bob Marley, ‘No woman no cry’, que hizo alzar los brazos a los espectadores que se balanceaban al ritmo de las notas musicales antes de dar paso a ‘Don’t Understand’ y ‘Follow the Sun’, una de las melodías más esperadas de la noche, que parecía dar por finalizado el encuentro tras más de dos horas de espectáculo. Sin embargo, los asistentes aclamaron el regreso del artista entre palmadas y silbidos que duraron unos minutos. Acto seguido, Rudd volvió al escenario con sus compañeros y tras varias melodías y acordes, llegó el momento más esperado de la noche. Los miembros de la banda abandonaron el escenario dejando al artista australiano junto a su guitarra Weissenborn, mientras empezaban a sonar los primeros acordes de ‘Spirit Bird’. El público pidió silencio mientras algunos de ellos empezaban a derramar sus primeras lágrimas. Un cierre inesperado, que logró llegar al corazón de muchos asistentes.

“Sin lugar a duda, Xavier Rudd ha superado las expectativas desde el primer momento en el que ha pisado el escenario. Una puesta en escena increíble con una sorprendente iluminación, que iba acorde con el ritmo del batería. Rudd ha conseguido crear infinitas buenas vibraciones tanto entre los artistas como entre el público, así como el cierre del concierto, que fue sin duda, espectacular” afirmó Marta Díaz, estudiante catalana y fiel seguidora del artista australiano.

En un primer momento, el artista tan solo tenía programado un concierto en Bélgica el 19 de abril. Sin embargo, los puestos de venta agotaron sus entradas pocas semanas después de anunciar el evento y  el joven australiano decidió añadir una nueva fecha a su calendario, que también logró colgar el cartel de sold out semanas antes del encuentro.

Visto 617 veces

Deja un comentario

Los comentarios están sujetos a moderación, por lo que pueden tardar un poco en publicarse o rechazarse.

Buscar

@infoactualidad_

¿Qué comemos hoy?

 
Ciencias de la Información

<PRIMEROS>

Hamburguesas con patatas

Alitas de pollo

Merluza en salsa

<SEGUNDOS>

Gazpacho 

Paella mixta 

Ensaladilla rusa

  

Infoactualidad no recaba datos personales de ningún tipo, pero emplea cookies para contar las visitas. La navegación por el sitio significa aceptar este uso.