×

Advertencia

JUser: :_load: No se puede cargar usuario con el ID: 734

JUser: :_load: No se puede cargar usuario con el ID: 757

JUser: :_load: No se puede cargar usuario con el ID: 863

Lunes, 23 Marzo 2015 17:47

Francia decide sobre el fin de vida

Escrito por 
Asamblea Nacional de Francia / F: Paloma Martínez Asamblea Nacional de Francia / F: Paloma Martínez

Los diputados franceses apoyaron con una gran mayoría la ley que permite la sedación profunda y continua de los enfermos terminales, rechazando de nuevo la eutanasia y el suicidio asistido. Sin embargo, la medida ha provocado descontento tanto en las asociaciones pro-vida, que opinan que la medida es excesiva, como aquellas favorables a la eutanasia, para las que resulta insuficiente.

La Asamblea Nacional francesa ha vivido durante el mes de marzo unos intensos días de debate hasta que el pasado martes 17, finalmente la proposición de ley sobre el fin de vida se sometió a votación, con un resultado de 436 votos a favor, 34 en contra y 83 abstenciones. La votación se vio interrumpida por la acción de unos espontáneos del público, que lanzaron desde las gradas papeles en los que se podía leer “no a la eutanasia”, sobre los diputados que formaban la izquierda de la Asamblea.

El texto no autoriza la eutanasia ni el suicidio asistido, pero instaura el derecho a la sedación “profunda y continua” hasta el fallecimiento, en caso de enfermedades en fase terminal. Han sido los diputados Alain Claeys y Jean Leonetti los impulsores de la propuesta, el primero perteneciente al Partido Socialista y del grupo conservador el segundo.

Las directivas médicas anticipadas son declaraciones, escritas y orales, que permiten dar a conocer la voluntad de un paciente sobre decisiones médicas como en el caso de tratamientos agresivos, si el paciente fuera incapaz de expresar su voluntad. Estas directivas ya existían en la ley Leonetti de 2005, pero sólo eran válidas durante tres años y no permitían al paciente estar sometido a seguimiento médico.

La nueva ley dicta que será necesario mostrar la voluntad por escrito al médico "excepto en caso de emergencias que amenazan la vida durante el tiempo necesario para realizar una evaluación completa de la situación", y ésta tendrá una validez ilimitada pero será susceptible de revisión y revocación en cualquier momento.

La versión inicial de la ley establecía que la existencia de esta voluntad debía mostrarse en una tarjeta vital, pero la Asamblea ha sustituido esa disposición por una enmienda del Gobierno que establece que "las directivas anticipadas se mantienen en un registro nacional particular objeto de tratamiento automatizado.". Para los escritos realizados previamente en papel, se realizará un modelo formal para evitar las inexactitudes y facilitar el trabajo a los médicos.

La segunda reforma de Hollande

Los diputados también aprobaron las disposiciones del proyecto de ley que otorgan gran importancia a la persona de confianza, designada por el paciente, para expresar sus deseos en el caso en el que este no pueda hacerlo.

Por último, la Asamblea aprobó una enmienda socialista que exige al gobierno la realización de un informe de evaluación sobre las condiciones de aplicación de la ley y el desarrollo de la política de los cuidados paliativos, de forma anual.

"Dormir antes de morir para no sufrir": así es como Jean Leonetti, también autor de la ley de 2005 contra la terapia agresiva, resume la propuesta de ley, la segunda reforma social importante de François Hollande después del polémico “matrimonio para todos”.

Esto ha hecho que muchos hayan visto en esta nueva ley una forma demasiado tímida, para un tema con el que el presidente Hollande se había comprometido en 2012, hablando de una “asistencia medicalizada para un fin de vida con dignidad”. De este modo, 122 diputados socialistas han apoyado una enmienda para una asistencia activa medicalizada hasta la muerte, presentada por Jean-Louis Touraine del Partido Socialista. Pero tanto esta enmienda como otras dos, presentadas por los ecologistas y los radicales de izquierda, fueron rechazadas el 11 de marzo por una mayoría bastante ajustada.

La ministra de Sanidad, Marisol Touraine, que en 2009 había defendido junto con el actual primer ministro, Manuel Valls, un proyecto de ley a favor de la ayuda activa a morir, considera la nueva ley como “un avance significativo”, y ha pedido “no precipitar a la sociedad francesa sobre este tema”. “Hoy hacemos evolucionar la ley, ¿tal vez vengan otras etapas a continuación?”, era la pregunta de Touraine a la que Jean Leonetti respondía: “No creo que la evolución hacia la eutanasia o el suicidio asistido sea inevitable” dejando claro su posición, contraria a la de la ministra.

Población dividida

En la calle el debate es real y el descontento general, tanto por un lado como por el contrario. Claire Boisard, una estudiante francesa de Ciencias Políticas, opina que “esta nueva ley deja mucho que desear. Es como si Hollande quisiera cumplir con algo que prometió pero a la vez no quisiera crear debate… podría ser una definición de su mandato, no se puede ser un buen presidente queriendo pasar desapercibido”. La estudiante Lucie Herbeteau no está de acuerdo: “No me parece bien el hecho de que una persona pueda decidir por otra sobre un tema tan importante como es la vida, creo que es realmente una ley innecesaria, como sigamos en esta línea se añadirá una sala de suicidios en los hospitales. Yo personalmente no entiendo la expresión ‘muerte digna’ ¿acaso es menos digno morir cuando llega tu hora?”.

Si la ley es o no un avance en la materia sólo podrá saberse con certeza observando su aplicación, es decir, con los datos de qué cantidad de la población se beneficie de ella. De momento, resulta impactante saber que actualmente menos del 2,5% de los franceses realiza un testamento vital. 

Visto 1399 veces

Deja un comentario

Los comentarios están sujetos a moderación, por lo que pueden tardar un poco en publicarse o rechazarse.

Buscar

@infoactualidad_

¿Qué comemos hoy?

 
Ciencias de la Información

<PRIMEROS>

Hamburguesas con patatas

Alitas de pollo

Merluza en salsa

<SEGUNDOS>

Gazpacho 

Paella mixta 

Ensaladilla rusa

  

Infoactualidad no recaba datos personales de ningún tipo, pero emplea cookies para contar las visitas. La navegación por el sitio significa aceptar este uso.