×

Advertencia

JUser: :_load: No se puede cargar usuario con el ID: 681

JUser: :_load: No se puede cargar usuario con el ID: 170

Jueves, 28 Mayo 2015 15:00

Santiago Posteguillo clausura el Máster en Escritura Creativa de la UCM

Escrito por 
Santiago Posteguillo,en el acto / Foto: Antonio Alhama Riego Santiago Posteguillo,en el acto / Foto: Antonio Alhama Riego

El reputado autor de novela histórica, Santiago Posteguillo, fue el encargado de cerrar el Máster en Escritura Creativa que se desarrolló a lo largo del presente curso en la UCM. El filólogo y escritor valenciano, que recibió clases de Escritura Creativa en Estados Unidos, resaltó la importancia de la existencia de cursos así y explicó pormenorizadamente el proceso de elaboración de sus prestigiosas novelas históricas.

El Máster en Escritura Creativa llegó a su fin con un acto de clausura al que asistió Santiago Posteguillo. Este afamado autor de novela histórica, galardonado con el Premi de les Lletres Valencianes, destacó la necesidad de que se desarrollen más cursos como este. “Se puede enseñar a escribir, es un arte que necesita ser enseñado, así como existen estudios de arquitectura, pintura, danza, cine. Nadie os puede enseñar esa genialidad, ese talento especial, pero sí las bases y técnicas narrativas”, explicó el escritor.

Tras esta valoración inicial, el resto de la conferencia impartida por Posteguillo consistió en la explicación de la manera en cómo elabora él sus obras. “Al escribir una novela, tenemos un escenario que necesitamos reconstruir, tanto lo que conocemos, es decir, su vida pública, como lo que no conocemos, la vida privada”, aseguró Posteguillo. Asimismo, el valenciano explicó que todo aquello que se conoce se consigue con documentación, acudiendo a fuentes primarias, como personas que vivieron el momento que se pretende recrear y que puedan contarlo; fuentes secundarias, como investigaciones hechas a partir de la época en que sucedió; o fuentes experimentales, tales como los museos o los viajes al lugar donde aconteció el hecho.

No obstante, Posteguillo afirmó que “somos novelistas, no historiadores, pero tenemos que ser consecuentes”, haciendo bueno el dicho español que reza que la virtud está en el término medio a la hora de decir cuándo parar de documentarse y empezar a escribir: “Se establece un diálogo entre historia y literatura, es ahí donde surge la novela histórica”. También aplica esto a la hora de redactar lo no conocido, la vida privada del personaje tratado. “A partir de una base documental, es necesario trabajarla con verosimilitud para que no se noten las fronteras entre lo histórico y lo ficticio. Se establece una interacción entre ambas”, explicó el escritor. Así, añadió que “los vacíos históricos, que son un problema para los historiadores, se convierten en una excelente oportunidad para los novelistas, que pueden usar ese hueco para introducir la parte de ficción”. Además, para Posteguillo, “sin la Historia no hay novela histórica, pero la novela histórica aporta algo a la Historia”.

Al margen de cuestiones puramente técnicas, tales como el tipo de narrador o personajes que utiliza el autor valenciano en sus novelas, entre lo que destacó la necesidad imperiosa de introducir personajes femeninos con relevancia en las obras, Posteguillo abordó otros temas referentes a la novela histórica como, por ejemplo, cuáles son sus límites, tanto formales como éticos. “El término novela histórica es un término paraguas, bajo el cual se refugian novelas que son más históricas que otras. En las novelas históricas hay una gradación de historicidad, que puede ser completa, media o novelas que se clasifican como históricas porque usan algún personaje histórico”, declaró Posteguillo. Éticamente, “jugar con un personaje de hace 2000 años cuya influencia hoy en día no es relevante, no conlleva ningún problema; jugar con un personaje como Hitler o Stalin, cuyo dolor causado todavía está reciente en el tiempo, ataca a la ética”, concluyó.

El autor de novela histórica también hizo referencia en su discurso a los lugares donde se siente más cómodo para escribir. “Donde mejor escribo es en mi despacho o en una casa de campo que tenemos en el interior de Valencia. Pero la vida no es idílica y a veces hay que forzarlo”, aseguró añadiendo que “cada uno busca su lugar más adecuado, pero no es posible estar siempre allí”.

Santiago Posteguillo, que ha publicado también ensayos sobre divulgación literaria, como ‘La noche en que Frankenstein leyó El Quijote’ o ‘La sangre de los libros’, reconoció que la novela histórica es su campo predilecto, dentro del cual se inscribe la compuesta por la Trilogía sobre Escipión el Africano, que incluye las noveles ‘Africanus: el hijo del cónsul’, ‘Las legiones malditas’ y ‘La traición de Roma’, y la Trilogía sobre Trajano, dentro de la cual, por el momento hay publicadas dos obras: ‘Los asesinos del emperador’ y ‘Circo Máximo’, a la espera de la tercera, que cierre la trilogía.

Visto 2321 veces

Deja un comentario

Los comentarios están sujetos a moderación, por lo que pueden tardar un poco en publicarse o rechazarse.

Buscar

@infoactualidad_

¿Qué comemos hoy?

 
Ciencias de la Información

<PRIMEROS>

Hamburguesas con patatas

Alitas de pollo

Merluza en salsa

<SEGUNDOS>

Gazpacho 

Paella mixta 

Ensaladilla rusa

  

Infoactualidad no recaba datos personales de ningún tipo, pero emplea cookies para contar las visitas. La navegación por el sitio significa aceptar este uso.