×

Advertencia

JUser: :_load: No se puede cargar usuario con el ID: 853

Jueves, 10 Marzo 2016 20:06

El VIH, una enfermedad que arrastra estigmas

Escrito por 
 Micrografía electrónica de barrido del VIH-1 en ciernes (en verde) a partir de los linfocitos cultivados / Foto: C. Goldsmith Micrografía electrónica de barrido del VIH-1 en ciernes (en verde) a partir de los linfocitos cultivados / Foto: C. Goldsmith

La sociedad se suele sensibilizar con aquellas personas que padecen enfermedades crónicas o que pueden dañar seriamente la salud, como son el caso del cáncer, las enfermedades degenerativas o la diabetes. En cambio, en quienes padecen otras enfermedades víricas como el VIH/SIDA o la hepatitis C, existe un estigma o rechazo social fruto no solo del miedo a infectarse, sino del desconocimiento. Los tópicos y estereotipos, procedentes del rechazo social, se basan en el perfil de los infectados, las causas de su situación y el estilo de vida que llevan.

 

El VIH, una enfermedad que arrastra estigmas / Redactor: Julio A. López /
Imagen y montaje: Mirian Lamas

 

Tal y como indica Cruz Roja, el VIH se transmite por vía sexual, al mantener relaciones sexuales sin protección con una persona infectada; por vía sanguínea, al compartir agujas u otros materiales punzantes con personas infectadas (especialmente en el caso de personas toxicómanas), y por vía materna, ya que si una mujer seropositiva da a luz, puede infectar a su hijo tanto desde el parto como en la lactancia. Simples muestras de afecto como besos o abrazos no suponen ningún tipo de riesgo de infección.

El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad apunta que “es necesario hablar de estigmas al tratar el VIH, porque genera conductas de discriminación y aislamiento social a quienes padecen la enfermedad”. Además, genera también un estigma a las propias personas que creen estar infectadas, ya que los prejuicios acerca la enfermedad obstaculizan que el paciente acceda a hacerse las pruebas o a recibir un tratamiento si fuera necesario.

La búsqueda de información es lo primero que interesa a un afectado

Chema Serrano es miembro del grupo Nexus de COGAM, Colectivo de Gays, Lesbianas, Transexuales y Bisexuales de la Comunidad de Madrid. “El primer miedo de una persona infectada es al principio el tema médico, qué situaciones va a tener en un futuro y cómo va a repercutir en su vida diaria”, señala. “Se sigue teniendo miedo por la medicación ya que, a pesar de haber mejorado y no tener muchos efectos secundarios, el VIH, al ser una enfermedad crónica, te obliga a tomar medicación de por vida, y eso resiente el cuerpo”, añade.

El grupo Nexus da apoyo tanto psicológico como administrativo a personas que acaban de recibir un diagnóstico positivo. Realiza además lecturas rápidas de VIH a quienes lo deseen. “Lo primero que busca una persona a la que se le ha diagnosticado VIH es información”, indica Serrano. Posteriormente buscan apoyo de otras personas que están en la misma situación.

Un diagnóstico con una alta carga emocional

La confirmación llega tras una segunda prueba y ésta afecta al paciente. “Si bien es cierto que hay personas que hoy en día siguen con su vida con total normalidad, hay otras personas a las que recibir esta noticia les supone una alta carga emocional, por lo que el apoyo psicológico les da esa fuerza para afrontar el problema”, declara Serrano.

La falta de información, tal y como añade, supone uno de los problemas para las personas seropositivas, ya que, fruto de la disminución de las campañas de información y concienciación sobre el VIH hay menos información sobre la enfermedad y, por ende, los afectados suelen verse rechazados. Nos encontramos aún con gente que cree que el VIH se puede transmitir al compartir cubiertos u otros utensilios”.

Discriminación laboral a personas seropositivas

El estigma del VIH se arrastra en el ámbito laboral, llegando a ser un motivo de rechazo tanto para poder optar a un empleo como para mantener una relación cordial con los compañeros de trabajo. “Muchas personas no compartirían su puesto de trabajo con una persona con VIH, cuando está demostrado que nadie puede infectarse del virus por hechos de la vida cotidiana”, añade Serrano.

El Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH (GTTV) propone varias soluciones a las empresas para evitar los despidos por la condición serológica de los pacientes, tales como sensibilizar a la empresa con información adecuada sobre el virus, revisar los protocolos establecidos para la selección de personal y para la prevención de riesgos laborales, con el fin de eliminar aquellas prácticas que puedan llevar a situaciones de estigma y discriminación hacia personas con VIH.

Los medios de comunicación también son en parte responsables del estigma del VIH. “Se sigue hablando de contagio del VIH cuando el VIH no es un virus que se contagia, si no que se transmite, no es como el contagio de la gripe, que se realiza por vía aérea. En cambio, la transmisión del VIH requiere unas vías de entrada del organismo mucho más difíciles de traspasar”, añade Serrano.

Desmontar mitos para normalizar la situación

Los prejuicios e ideas preconcebidas acerca de la enfermedad es la mayor de las causas que forman el estigma en torno a la infección. Uno de los mitos que siguen presentes en la sociedad es la consideración de VIH y SIDA como sinónimos. El VIH es la infección del virus, indica que el afectado simplemente tiene el virus en su organismo, mientras que el SIDA hace referencia al desarrollo del virus, en una fase prácticamente terminal de la enfermedad. y se ha llegado a una fase prácticamente terminal de la enfermedad.

“Hay incluso personas que creen que los seropositivos no deberían ir a piscinas públicas, ya que podrían infectar a otras personas, cuando está demostrado que el virus no sobrevive fuera del organismo”, indica Serrano.

"Está demostrado que el virus no sobrevive fuera del organismo”


Se sigue creyendo que el VIH es una enfermedad que únicamente afecta a homosexuales, usuarios de drogas inyectables y prostitutas. “Por esta creencia, se están dando casos de diagnósticos tardíos en personas heterosexuales. Reciben un diagnóstico demasiado tardío y eso dificulta el tratamiento que deban recibir”, relata.

Los recortes en sanidad han afectado al tratamiento del VIH

Los recortes en sanidad, fruto de las actuaciones políticas de los últimos años, han afectado a las personas seropositivas en el acceso al tratamiento para la enfermedad, especialmente en inmigrantes, ya que no han tenido forma de poder hacerse pruebas diagnósticas y acceder al tratamiento.

“Esta situación genera un problema de salud pública”, concluye Chema Serrano. Mucha gente no sabe que el hecho de restringir el acceso a una parte de la población a la sanidad pública genera como consecuencia que el resto de la población se exponga a unos riesgos de otras enfermedades, contagiosas o transmisibles”, concluye Chema Serrano. En el caso de personas con VIH que no tienen acceso a un tratamiento, no podrían llegar a tener su carga viral indetectable, es decir, prácticamente intransmisible, a diferencia de otras personas que sí reciben el tratamiento adecuado. Ello genera consecuencias sobre la propia salud del paciente y un problema a nivel estatal de salud pública.

El Diccionario de la Real Academia Española (DRAE) define estigma como marca o seña, fruto de la mala fama. Por tanto, son etiquetas que catalogan a un sector de la sociedad y les aparta por esa etiqueta impuesta. Las personas seropositivas también arrastran este estigma.

La normalización y comparación del VIH como una enfermedad más, dejando de lado todo tipo de prejuicios, especialmente el miedo a la infección y las causas por las que están infectados comporta un mayor apoyo a los afectados, ya que mejora la salud psicológica de los pacientes y, por ende, aumenta la calidad de vida.

Visto 928 veces

Deja un comentario

Los comentarios están sujetos a moderación, por lo que pueden tardar un poco en publicarse o rechazarse.

Buscar

@infoactualidad_

¿Qué comemos hoy?

 
Ciencias de la Información

<PRIMEROS>

Hamburguesas con patatas

Alitas de pollo

Merluza en salsa

<SEGUNDOS>

Gazpacho 

Paella mixta 

Ensaladilla rusa

  

Infoactualidad no recaba datos personales de ningún tipo, pero emplea cookies para contar las visitas. La navegación por el sitio significa aceptar este uso.