×

Advertencia

JUser: :_load: No se puede cargar usuario con el ID: 750

JUser: :_load: No se puede cargar usuario con el ID: 865

JUser: :_load: No se puede cargar usuario con el ID: 813

Martes, 12 Enero 2016 16:25

Deep Web, la cara oculta de Internet

Escrito por 
Deep Web / Pixabay Deep Web / Pixabay

Pornografía infantil, drogas o sicarios son algunas de las cosas que uno puede encontrar navegando a través de la Deep Web, conocida también como el Internet profundo, donde es imposible entrar a través de los buscadores convencionales como Google Chrome o Mozilla Firefox.

Abrir un correo electrónico, publicar una foto en Facebook o escribir hasta 140 caracteres en Twitter son algunas de las cosas que se pueden encontrar en la ‘punta del iceberg’ que conforma Internet, dejando en el nivel inferior la mayor cantidad de datos que existen en la red. Según un informe de Miguel Bergman, director ejecutivo de la consultora Structured Dynamics LLC, durante el año 2000 el tamaño de la parte oscura de Internet era de 7.500 de TeraBytes, mientras que la conocida de ésta era de 167 TB. A día de hoy, la Deep Web roza los 91.000 TB.

"Es bastante fácil, pero te advierto: ojito con donde haces click. Hay cosas de locos que lo flipas", advierte un hacker a Lucas Goodwin sobre la dificultad para acceder a la Deep Web en ‘House of Cards’, serie de Netflix. Para conseguirlo, hay que entrar a través de una red anónima, siendo Tor la más utilizada (cuenta con navegador propio), pero también están I2P y Free Net. Tor da acceso casi directo a Hidden Wiki, una Wikipedia de este submundo virtual que sirve como índice a enlaces especiales con dominio .onion, remplazando así al usado .com. La lista de enlaces que aparecen cambia todos los días, siendo revisado por las personas que conforman Tor. Aquí se pueden encontrar opciones como blanqueo de dinero, compra de billetes extranjeros, cuentas de NetFlix o de Spotify. Aparte de esto, también existe la opción de contratar a alguien para trabajos poco ortodoxos, como puede ser un hacker  o un sicario. Estos asesinos a sueldo ofrecen tablas con los diferentes precios por matar o torturar a alguien, pero uno también puede hacerlo por sí mismo, y es que la venta de armas es otro de los picos de la darksite, pudiendo comprar metralleta AK-47 por algo más de 1.000 euros.

No todo son drogas o pornografía

La empresa de software especializado en la investigación de la Deep Web, BrightPlanet, la define como "un lugar para buscar cualquier cosa que no aparece en un motor de búsqueda". Y es que el usuario también puede encontrar una infinidad de libros, así como servicios para poder leer una obra durante un tiempo determinado. Eso es lo que se puede vislumbrar en el club de lectura de Jotunbane, donde los libros más demandados son '1984' de George Orwell y 'El Neuromancer' de William Gibson.

Los reality shows tienen presencia en casi todos los países europeos, por lo que en esta parte de Internet también tendrían que tener su presencia. Para ello está Beneath TV, un canal online que retransmite todo lo que ocurre en la Universidad Estatal de Virginia Tech, con una infinidad de cámaras colocadas en rejillas, bocas de acceso o en la parte superior de las puertas; aunque cuenta con horarios, una situación que no sucede en Radio Clandestina, donde se puede escuchar música durante todo el día bajo el lema de "música para profundizar y hacer el amor".

Comprar en la Deep Web

Cuando aparece un producto barato en alguna de las páginas, puede tener tres consecuencias: un 'buen ojo' para comprar, una estafa o que un Gobierno ha detectado lo sucedido. Y es que organizaciones como el FBI o la Interpol tienen su presencia dentro de este terreno, algo que Andrew Lewman, director de Tor, critica. "El impacto por las redadas de la Interpol en la Deep Web es exagerado", decía para la BBC en una entrevista en 2013.

Para poder realizar el pago, el usuario puede utilizar el euro, algo poco habitual ya que para ello existen bitcoins. A día de hoy, el valor de un bitcoin está por encima de los 400 euros; después llega el momento de decidir cómo recibir la compra. La opción más sencilla, directamente a casa, es la que utilizó Carole Cadwalladr, periodista de The Guardian, para un reportaje, donde la marihuana que compró le llego a casa en un paquete, pero con un nombre falso.

Después llega el momento para el ingenio humano, buscando otras opciones de camuflaje, como puede ser la de camuflar el contenido vendido en un cartón de Amazon o dentro de otro producto, como puede ser la de esconder estupefacientes en un bote de Nocilla. Otro método usado es crear una 'contraseña' para poder recibir el paquete en la oficina de correos, como por ejemplo entregar el paquete a la persona con un DNI terminado en 67.

Las estafas pueden ser algo habitual en esta parte de Internet, y para ello se crearon los escrows, que traducido al castellano significan "depósitos". La tienda online donde está expuesto el producto bloquea el dinero hasta que el vendedor manda el producto al comprador, quedándose con un pequeño porcentaje de la transacción. Algunos vendedores reducen el precio del producto si no se usa este proceso.

Los excesos, tales como el tráfico de drogas o la pornografía, capitalizan la información general de la Deep Web, pero, como se ha podido comprobar, este submundo del Internet ofrece una infinidad de cosas, y es que el uso convencional de Internet se resume al 4%, pudiendo exprimir al máximo toda su capacidad a través de su cara oculta.

Visto 929 veces

Deja un comentario

Los comentarios están sujetos a moderación, por lo que pueden tardar un poco en publicarse o rechazarse.

Buscar

@infoactualidad_

¿Qué comemos hoy?

 
Ciencias de la Información

<PRIMEROS>

Hamburguesas con patatas

Alitas de pollo

Merluza en salsa

<SEGUNDOS>

Gazpacho 

Paella mixta 

Ensaladilla rusa

  

Infoactualidad no recaba datos personales de ningún tipo, pero emplea cookies para contar las visitas. La navegación por el sitio significa aceptar este uso.