Jueves, 14 Noviembre 2013 11:11

Andalucía trastornada por la crisis

Escrito por  Lorena León Alcolea

La crisis económica que está viviendo nuestro país, entre otros, no sólo está provocando recortes en sanidad y educación. Desgraciadamente, hay unas cifras que sí han aumentado y que no tienen nada que ver con aumento de empleo. En Andalucía, el número de enfermos mentales ha aumentado un 75% desde que comenzó la recesión económica.

Gran parte del crecimiento de afectados se explica como consecuencia de los efectos de una crisis que está dejando a miles de andaluces al borde de la locura tras enlazar amplios periodos sin encontrar un empleo, ser expulsados de sus propias viviendas o ser conscientes de que no tienen dinero ni para alimentar a sus hijos.

Según las declaraciones del coordinador adjunto del Plan Integral de Salud Mental, Eulalio Valmisa, al diario El Pais, “La crisis ha provocado un gran aumento en casos de depresión y ansiedad”. Éstos, son los más comunes entre las personas que hasta hace seis años, no habían padecido ningún trastorno mental. A ellos se suman aquellos afectados por trastornos más graves como esquizofrenia, trastorno bipolar u otras enfermedades psíquicas.

Aunque la crisis es una de las causas más influyentes, el aumento en las consultas de salud mental va más allá. El estrés, el ritmo de vida urbano, el trabajo, los hijos y otras situaciones difíciles a las que nos vemos obligados a enfrentarnos en nuestra vida como un accidente de tráfico, la muerte de un ser querido o la ruptura con tu pareja también son circunstancias que afectan a nuestra salud mental y que, cada vez más, son tratadas en las consultas de un especialista.

Según los datos proporcionados por la Organización Mundial de la Salud, una de cada cuatro personas desarrollará a lo largo de su vida algún trastorno y calcula que en el 2030 la depresión será el principal problema de salud. Unos datos que no ayudan para que podamos ver la luz al final del túnel.

Pero la esperanza es lo último que se pierde y el Servicio Andaluz de Salud se niega a que sigan aumentando estas cifras. Por ello, lleva años potenciando la posición de la atención primaria para atender a pacientes con depresión y ansiedad producidas por la crisis para así, evitar la saturación en las consultas. Aunque no sólo se encarga de gestionar las consultas. El pasado año, el 75% de las personas que acudieron a los centros de salud con cuadros de depresión o similar, eran mujeres con edades entre los 31 y 50 años con hijos y otras cargas familiares. Para ellas formaron grupos y terapias de autoayuda que sirvieron para mejorar su salud mental y autoestima consiguiendo que, en muchos casos, no hiciera falta que estas mujeres fueran enviadas a unidades de salud mental ni de recurrir a los fármacos.

El hospital psiquiátrico de Miraflores, en Sevilla, fue el último en cerrar sus puertas en la comunidad andaluza en el año 2000, cerrando a su vez el antiguo modelo de atención psiquiátrica gestionado por los servicios de beneficencia de las diputaciones. Desde ese momento, la salud mental perdió importancia y se convirtió en un servicio sanitario más. Cansados de esta situación, los enfermos mentales han decidido luchar encontrando apoyos en el Defensor del Pueblo Andaluz  y en la En Primera Persona, centrada en agrupar asociaciones andaluzas de enfermos mentales que, en colaboración con los especialistas del Servicio de Salud, han redacto una carta de derechos de los enfermos de salud mental.

Visto 709 veces
Más en esta categoría: La nueva visión del universo »

Deja un comentario

Los comentarios están sujetos a moderación, por lo que pueden tardar un poco en publicarse o rechazarse.

Buscar

@infoactualidad_

¿Qué comemos hoy?

 
Ciencias de la Información

<PRIMEROS>

Hamburguesas con patatas

Alitas de pollo

Merluza en salsa

<SEGUNDOS>

Gazpacho 

Paella mixta 

Ensaladilla rusa

  

Infoactualidad no recaba datos personales de ningún tipo, pero emplea cookies para contar las visitas. La navegación por el sitio significa aceptar este uso.